Principal
Arriba
Quienes Somos
Contactenos
Album imagenes
Artes Plasticas
Artes Torres
Apellidos
Ayuntamiento
Bellas Artes
Biografías
Bomberos de Sajomas
casa de arte
Chicas Materas
comunicacion
Deporte
Descargas
Economia
Educacion
Enlaces de Interes
Emisoras
Escultura
Forastero ya Matero
flora y fauna
Gastronomia
Hogar de Anciano
Juegos Tradicionales
Medio Ambiente
negocios en sajoma
Noticias el Chorro
Obituario
Pastoral
Pico Duarte
Producción Agrícola
Publicidad
Religión
Robert Studio
SAJOMA
Sabías Que...
Scouts
Salud Matera
Teatro
Terapio
Turismo
Urbanismo

Visitantes Online

Eres el Visitante #:
contador de visitas

Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página
 

 

 

 

 

 

EL CRISTIANO TIENE O DEBE  PREDICAR Y EVANGELIZAR CON LA PALABRA DE DIOS

 

Por Roberto Torres

 Ningún cristiano, se debe de avergonzar del evangelio, por que es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree, ya que la justicia de Dios se revela por fe y para fe, si usted es justo vivirá por esto. Aunque la injusticia de los hombres se imponga sobre la verdad, la ira de Dios se revelará desde el cielo contra ellos.

  Debe de predicar que las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo que se nos ha manifestado por Dios mismo dándolas a entender por las a cosas hechas, de modo que esto incrédulo no tienen excusa.

  Muchos se profesa ser sabios, mas son necio, porque habiendo conocido a Dios no le glorifican como a Dios y su necio corazón fue envanecido; por esto fueron entregado a la inmundicia, en la  concupiscencias de su corazones de deshonraron  entre si sus propios cuerpos cambiando la verdad de Dios por la mentira, honran y dan culto a las criaturas antes que al creador, el cual es bendito por los siglos.  A esos que habiendo entendido que le espera un juicio que porque no escucharon el evangelio, cometiendo hechos vergonzosos, Dios lo entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen y se complacen con los que practican estas cosas, a estos son los que le debemos predicar, así puedan tener gozo y paz cuando se arrepientan y crean.

  El cristiano debe estar  lleno de bondad, lleno de todo conocimiento, de tal manera que pueda predicar a los que no conocen del Señor Jesucristo, esforzarse a predicar sin engaño, sin temor al evangelio y llevarlo aquello que aún desconocen la palabra. (Romanos1:16-32; 15:7-21).

 No es necesario que el cristiano, tenga excelente palabra o sabiduría para anunciar el testimonio de Dios; sino con debilidad, con temor y temblor a Dios, El te dice, habla y no calle así el Espíritu Santo, pondrás palabras, para que tu predicación no sea palabra persuasiva de humana sabiduría;  sino con demostración y poder, para que nuestra fe no este fundamentada en la sabiduría de los hombres; sino en el poder de Dios. (1Corintios 2:1-5).

  No debemos gloriarnos, cuando anunciamos el evangelio, porque me es impuesta necesidad; y ¡ay! de nosotros si no anunciamos el evangelio  de buena voluntad y gratuitamente, debemos predicar haciéndonos siervo o esclavo de todos para ganar mayor número para que se salven todos  en verdad que todos los que predican se llevaran un premio; pero no todo luchan para obtenerlo, para lograrlo debe poner su cuerpo y ponerlo por servidumbre y alcanzará la corona incorruptible. (1Corintios 9:16-27).

  El evangelio que recibiste de que  Cristo  murió por nuestro pecados, conforme a las escrituras y que fue sepultado, que resucitó al tercer día, esto debe retener y predicar para que sea salvo, porque sino lo creíste así, en vano fue. (1Corintios 15:1-4).

  Otra cosa debe llevar cuando predica, es el amor, el cristiano no debe estar triste, sino gozoso, aún teniendo muchas tribulaciones y angustia. Debe de dar a conocer el gran amor que tiene, porque si alguien tiene tristeza, esto reflejará, por lo contrario debemos perdonarle y consolarle a aquellos que tenga demasiada tristeza y demostrarle el amor para con ello. Debemos ser obedientes en todo, para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones. (2 Corintios 2:3-11).

   Predicar la palabra que instes a tiempo y fuera de tiempo ; redarguye, reprende y exhorta con paciencia, porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina ; sino que queriendo oírla, se amontonaran maestros conforme a su propias concupiscencias y apartarán la verdad del oído y se volverán a los fábulas. Pero cuando predique sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio, pelea la buena batalla, mantente en tu carrera, guarda tu fe, para que tenga la corona de justicia, la cual te dará el Señor, Juez Justo, en aquel día;   recuerda siempre en tu predicas, que Cristo Juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino. (2Timoteo 4:1-8)

  Tendrán gran oposición, cuando prediquen o anuncien el evangelio de Dios, aunque nuestra exhortación no procede de error, ni de impureza, ni de engaño, sino que fuimos aprobados por Dios, para que confiemos en el evangelio, no para agradar  a los hombres, sino a Dios que prueba nuestros corazones.  No usen palabra lisonjeras, ni encumbran avaricia, ni busquen gloria de los hombres, ni de nosotros mismo, sino que sean apóstoles de Cristo, debemos ser tiernos, tener gran afecto por los demás, que solamente no entreguemos el evangelio; sino que nuestras propias vidas, si fuese necesario, que nunca nos fatiguemos de nuestro trabajo, ni de día, ni de noche, predicando siempre el evangelio de Dios. 

   Así que debemos comportarnos, exhortándonos como padres a sus hijos y consolarnos  cada uno de nosotros los creyentes, sabiendo de todo modo que Dios y nosotros mismo somos testigos, de cuan Santo y Justo debemos de comportarnos y encargar a los demás andar como es digno de Dios, dar gracias a Dios sin cesar por lo que recibiste de la palabra, no fue de hombre; sino según la verdad, la cual actúa en nosotros los creyentes. (1Tesanolisenses 2:1-13).

   Debemos conocer el evangelio de Cristo, porque hay muchos que perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo, aunque sea un ángel del cielo que anuncie otro evangelio diferente que no sea de Cristo, no lo crea llámele anatema, porque no predica a Dios; sino a los hombres y no es siervo de Cristo. (Gálatas 1:17).

  Nosotros debemos dar a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo, no como  fábula artificiosas; sino como lo han descrito su santa palabra, pues el recibió honra y gloria del Padre Dios, diciéndole este es mi hijo amado en el cual tengo complacencia.  Tenemos también la palabra profética más segura a la que debemos estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en nuestros corazones.  Debemos entender que lo que predicamos sobre la verdad, están escrito en la Biblia y que ninguna profecía de la escritura es de interpretación privada, porque las profecías no fueron traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron y escribieron  siendo inspirados por el Espíritu Santo. 

  Así que “Id y predicar el Evangelio del Señor Jesucristo a toda criatura hasta los confines de la tierra, así como fue encomendado a los apóstoles. (2 Pedro 1:16-21).  

 

     

Compártenos con tus amigos.

 

 

Arriba

Si tiene problemas o preguntas relacionadas con El Rincón del Arte Matero Contacte aquí.
Última actualización: 29 de noviembre de 2015.