Principal
Arriba
Quienes Somos
Contactenos
Album imagenes
Artes Plasticas
Artes Torres
Apellidos
Ayuntamiento
Bellas Artes
Biografías
Bomberos de Sajomas
casa de arte
Chicas Materas
comunicacion
Deporte
Descargas
Economia
Educacion
Enlaces de Interes
Emisoras
Escultura
Forastero ya Matero
flora y fauna
Gastronomia
Hogar de Anciano
Juegos Tradicionales
Medio Ambiente
negocios en sajoma
Noticias el Chorro
Obituario
Pastoral
Pico Duarte
Producción Agrícola
Publicidad
Religión
Robert Studio
SAJOMA
Sabías Que...
Scouts
Salud Matera
Teatro
Terapio
Turismo
Urbanismo

Visitantes Online

Eres el Visitante #:
contador de visitas

Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página
 

 

 

 

 

EL CRISTIANO DEBE SABER COMO AGRADAR A DIOS

Por Roberto Torres

Si alguien peca contra ti, no importando quién fuese tu primer deber es reprenderlo estando presente tu y él a sola, si quién te ha ofendido te escucha, bien lo hace ; pero en caso de lo contrario, debe atestiguarlo delante de dos más para que conste toda palabra en boca de ambos. Si  no es cristiano preséntalo al Señor en oración; pero si es un hermano y no te oyes ni a los dos testigos, dilo a la congregación y si no oyeren tenle por gentil y publicano, pero no le tome en cuenta en nada; porque lo que atáis en la tierra, será atado en el cielo. Así que perdonándolo  esta desatándolo, y será desatado en el cielo agradando a Dios en esto.

  Hay hermanos que dicen “ya estoy cansado, te he perdonado varias veces; pero  ya esta bueno no puedo más”, no han leído cuando Jesús nos dice; no te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete. Perdonaos los unos a los otros. (Mateo 18:15-22), (Efesios 4:32), (Colosense 3:13).

  Para agradar a Dios debemos morir al pecado, para que la gracia sobre abunde, bautizándonos en Cristo Jesús, morimos juntos con él, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre así también nosotros andaremos en la vida nueva, muriendo al viejo hombre,  para que el cuerpo del pecado sea destruido, para no servirle más al pecado y hemos sido justificado por él, así también nosotros nos consideramos muerto al pecado, pero vivo para agradar a Dios en Cristo Jesús  Señor nuestro. Sabemos que no podemos dejar reinar el pecado en vuestro cuerpo, ya no más adulterio, fornicación, drogas etc.; sino obedecer a Dios que por su gracia, el pecado no se adueñara de nosotros; (Romanos 6:1-14).

  Muchos agradan más  la ley que a Dios, porque cumpliéndola se libran de pecar, no sabiendo que la ley es espiritual  y que somos carnales, pues cuando uno hace lo que no quiere, no sale de uno; sino del pecado que mora en uno, quien nos librará de el cuerpo de muerte  que tenemos; sino por las gracias de Dios en el Señor Jesucristo; con la mente sirvo a  la ley de Dios, más con la carne a la ley del pecado. (Romanos 7: 7-25).

  Para agradar a Dios debe haber alguna consolación en Cristo, algún consuelo de amor, alguna comunión del espíritu, algún afecto entrañable, alguna misericordia, tener el mismo sentir de gozo y amor unánime, no hacer nada por contienda o por vanagloria ; sino actuar con humildad, estimando al otro como  superior, no mirando lo propio sino los demás que haya el mismo sentir que hubo en Cristo Jesús, que en forma de Dios, se humilló así mismo haciéndose obediente hasta la muerte, para que Dios te exalte hasta lo sumos, de esta forma puede agradar a Dios. (Filipense 2:1-9).

  Si pecamos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, las Buenas Nuevas de Salvación, ya no hay más sacrificio por los pecados; sino una horrenda expectación de juicio y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios, por no haber obedecido. El que viva la ley muere irremisiblemente; pero mayor castigo lo tendrá el que pisoteará al Hijo de Dios y no conociera su pacto de su preciosa sangre, la cual nos santificó, pues conocemos y obedecemos al que dijo, mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor y jugará a su pueblo.

  Cuando usted llega a los caminos del Señor y ha sido iluminado, sostiene gran combate de padecimientos con vituperios y tribulaciones al igual que otros hermanos que pasan por esta situación semejante. Pero no debemos compadecer por que nos espera al mejor que esto y perdurable herencia en los cielos. A lo que agradará al Señor dejando atrás vuestro bienes despojándonos de ellos y pensar que nuestro galardón es grande, esperemos con paciencia, para hacer la voluntad de Dios; por que un poquito más y el que ha de venir vendrá, y no tardará, sed justo en todo y vivirá por la fe, sin retroceder para perdición; sino para preservación del alma. (Hebreos 10:26-38).

  Dios se agrada de aquellos que son rápido para oír, tardo para hablar, tardo para airarse, ya que el hombre que toma ira, Dios no obra su justicia, desecho toda inmundicia abundancia de malicia, debemos recibir con mansedumbre la palabra implantada y no ser solo oidores sino hacedores de las obras, para que sea bienaventurado en lo que hace. La religión vana, que no refrena la lengua; sino que engaña los corazones de muchos, adoctrinándolo con otro evangelio no agrada a Dios con sus hechos, más los que enseñan con poder el evangelio de Jesucristo, visitando a los huérfanos, a las viudas en sus tribulaciones, se guarda del mundo, sus deseos, esta es pura y sin mácula delante de Dios el Padre.  (Santiago 1:19-27).

  El Señor Jesús nos enseña que debemos mantener vuestra santificación, apartándonos de fornicación, que sepamos tener nuestra propia esposa en santidad y honor, sin pasión  de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios, que no engañemos a nadie, ni en nada, ya que el Señor es vengador de todo esto, Dios no nos llamó a inmundicia, sino a santificación, el que desecha todo esto, no desecha a Dios que nos dio su Espíritu Santo. (1Tesanolisense 4:2-8).

  El cristiano que desea agradar a Dios en Espíritu y en Verdad, debe andar con rectitud,  quebrantarse en oración, ruego, súplica, ayuno etc. Elevar cántico de alabanza  y exaltación, esperar pacientemente, cumplir, obedecer y hacer la voluntad del Padre Dios. Temerle y hacer justicia rechazando toda inmundicia,  aborreciendo el pecado, no vivir según la carne, sino conforme al Espíritu, servirle a Cristo y solamente a él, apartándose de toda idolatría, santería, brujería, y tradiciones de hombres. Tener fe porque sin ella es imposible agradar a Dios, hacer bienes, ayuda mutua, sacrificios  ya que la fe sin obra es muerta. (1Crónicas 29:17) (Job 6:9)(Salmos 18:1-19; 40:6 -8) (Hechos 10:35) (Romanos 8:8; 14:18) (1Corintios 10:5) (Hebreos 11:6; 13:16).

  

                                                                                                           

Compártenos con tus amigos.

 

 

Arriba

Si tiene problemas o preguntas relacionadas con El Rincón del Arte Matero Contacte aquí.
Última actualización: 29 de noviembre de 2015.