Principal
Arriba
Quienes Somos
Contactenos
Album imagenes
Artes Plasticas
Artes Torres
Apellidos
Ayuntamiento
Bellas Artes
Biografías
Bomberos de Sajomas
casa de arte
Chicas Materas
comunicacion
Deporte
Descargas
Economia
Educacion
Enlaces de Interes
Emisoras
Escultura
Forastero ya Matero
flora y fauna
Gastronomia
Hogar de Anciano
Juegos Tradicionales
Medio Ambiente
negocios en sajoma
Noticias el Chorro
Obituario
Pastoral
Producción Agrícola
Publicidad
Religión
Robert Studio
SAJOMA
Sabías Que...
Scouts
Salud Matera
Teatro
Temas Bíblicos
Terapio
Turismo
Urbanismo

Visitantes Online

Eres el Visitante #:
contador de visitas

Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página

 

Temas sobre el Pico Duarte

Compártenos con tus amigos.

 

 

Los bellos paisajes no se comen

  Luis H. Arthur S.

 “El cambio de ambiente y trato con nuevas personas, sin importar su nivel cultural y social, es siempre aleccionador. Se ven otras facetas de la vida, y se aprecian en vivo y a todo color las ventajas, diferencias y abusos.

En este pasado viaje al Pico Duarte, pudimos compartir con muchas personas excursionistas que ni sus nombres conocemos, con guías, muleros, guarda parques y militares.

Quiero concentrar mi atención esta vez en los Guarda parques, que son personas que viven una realidad penosa.

Los guarda parques son un cuerpo cuasi “para-militar”, donde el director o encargado tiene rango. Son personas de todas las edades, delgados, curtidos por el frío. Pertenecen a la Dirección de Parques y ésta a La Secretaria del Medio Ambiente.

Su trabajo consiste en pasarse 8 días en una caseta remota vigilando y cuidando y descansar 8 días en el seno familiar.  Generalmente están en pareja.  Algunos tienen mulos para hacer el viaje de ida y vuelta al sitio que le designen, que es cambiado con mucha regularidad. Otros lo hacen a pie.

Los hay callados y parlanchines, como somos todos.   Generalmente cuando llegan excursionistas, se alegran mucho por la compañía, y porque de alguna manera van a compartir lo cocinado del grupo. Son amables, afables y respetuosos. Personas sencillas. Acostumbradas a la soledad, el frío y el hambre.

¿Sabe usted, amigo lector, cuanto gana un Guarda parque?  $1,440.00 a la quincena.

A eso se le añade $500.00 mensuales para sus viáticos de 16 días por mes en la loma, en su puesto de trabajo.  La semana pasada no habían recibido sus viáticos durante los últimos 3 meses.

Fuera de sus servicios normales y regulares, ellos tienen que estar disponible para cualquier llamada, durante sus descansos”.

 “Si no atienden el llamado, lo cancelan. Nos enteramos que como Diciembre y Enero son los meses de excursiones masivas, los caminos hay que despejarlos de maleza que los arropa, troncos que lo obstruyen y desbarrancaderos que las lluvias causan.

Hay que darles una manita de gatos. Pues bien, como “economía” de quién sabe quien, estos señores tiene que trabajar sus días de descanso en esas labores. Eso evita que ellos puedan “chiripiar” en sus conucos o los ajenos en busca de más ingreso.

¿Qué se hará con los $100.00 que le cobran a cada visitante? ¿Y con la asignación para reparaciones y mantenimiento?

Llenar el tanque de gasolina del Secretario de Medio Ambiente o del Director de parque, lo cual debe suceder dos veces por semana cuando menos, cuesta a $99 el galón unos $2,000.00, lo que monta al mes unos $16,000.00.   Aquellos señores, abandonados de la suerte, sólo reciben $2,880.00 al mes más los $500.00 que les deben, para cubrir sus gastos y los de su familia.

El contraste es abrumador.

En las alturas de los parques, no hay nada que comer.  Los Pinos y la Bromelias no se comen.    Está prohibido cazar los escasos puercos cimarrones que dicen hay, pues yo no vi más que dos lagartitos, una mosca y unos cuantos ayes, y oí un pajarito carpintero cantar y ratones dueños de la noche en las Casetas.  

No les permiten ni tener un cantero de hortaliza, o unas matas de plátano, rulos, guineo, ni yuca, batata, yautía, alrededor o detrás de la Caseta.

El que no lleva comida a las alturas, pasa hambre. No hay vecinos, familiares que le de un bocadito, ni colmados o ventorrillo donde “echar un fia´o”, nada.

Sólo frío, belleza (para los citadinos), desolación y mucha agua.

Mientras los políticos malgastan, dilapidan, roban el dinero del pueblo, compran delegados y conciencias, el cuerpo de Guarda parques, responsable de la preservación de los bosques para garantizan el agua que nos da vida y que cada día contaminamos y mal usamos, viven en un ambiente de miseria infinita.

 

Algunas Ideas

  Luis H. Arthur S.

 Para subir al Pico Duarte basta con presentarse a una de las casetas de los diversos caminos de subida, contratar a un guía, mulos y pagar la entrada.

El guía es necesario y será el responsable de que Ud. no se extravíe, y se le obedecerá en sus instrucciones.  Ud. es responsable de sí mismo.

Puede subir caminando y cargar sus pertenencias, o contratar uno o más mulos para que se las lleven, y también a Ud. y al guía y subir montados.   Las comidas de ambos corren por su cuenta.

Hay personas y empresas que se dedican a llevar grupos como Sajoma Tours.  Se contratan sus servicios y ellos corren con los detalles y la organización. Contratan el autobús de ida y vuelta, los guías, mulos, llevan la comida, cocinan y hasta suplen las casas de campaña y se ocupan de su seguridad.

Hasta este momento, los organizadores y sus representantes, no tienen que sacar licencia ni llevar un cursillo de supervivencia, primeros auxilios y seguridad y manejo de grupos y conservación ambiental, lo cual sería muy conveniente dado el auge que están tomando estos viajes. Lo mismo debería ser aplicable a todo parque controlado, donde quien organiza lleva la responsabilidad de personas.

De ninguna manera estoy abogando porque burocraticen el proceso, sino que lo revistan de reglas claras y simples y que se aseguren que quienes organizan viajes, tengan los suficientes conocimientos y conozcan los canales establecidos para cualquier caso de emergencia.

Ojala el acceso a celulares se tarde mucho en llegar, para no dañar la magia del aislamiento y la convivencia con la naturaleza. La comunicación debe ser como había hasta hace un par de años, de una red de radios con celdas solares en cada refugio, que además alertan de fuegos forestales y accidentes aéreos.

Los caminos deben marcarse mejor.  Con tanta piedra como hay debería hacerse calzadas empedradas anchas, con sus drenajes correspondientes para evitar tanto lodo y mulos. Debería ponerse pequeños espejos reflejantes ámbar de esos de bicicleta, para que cuando se viaje de noche como los “ojos de gato” de la autopista indiquen que se va bien, sobretodo cuando hay neblina y cuando llueve.

En los caminos empedrados, poner pilotes de concreto cada tramo para marcarlos.

Pequeñas cosas que cuestan poco y ayudan mucho.

Extravío

Luis H. Arthur S.

Hace pocas semanas se extravió en el Pico Duarte una niña, adolescente, que ya había subido dos veces antes. Pasó entre el Pico y el Valle de Lilís, en una distancia abierta, pedregosa, de unos 1500 metros.   Serian las 11 am.  Sus padres se enteraron al otro día en la mañana.

No  había comunicación.  Los radios que antes existían habían desaparecido.   Allá los celulares no funcionan.  Hubo de ir a Jarabacoa para notificarles a ellos y a las autoridades abúlicas.

La niña había pasado su primera noche a la intemperie a temperaturas casi congelantes, y sin abrigos.  Tenía una capa de agua plástica que le llegaba hasta la rodilla y alguna comida y agua para el camino normal.

A las 11 del otro día, llegó un helicóptero de La Aviación Militar, por diligencia de los padres.

Las autoridades no aparecieron. Un camión con soldados caza montaña llegó a La Ciénega.  Luego un general escoltado por un ayudante con paraguas.   Estuvieron un rato dentro de la oficina.   Se fue el General y tras él los caza montaña, sin haber escalado un sólo metro ni haber hecho ningún esfuerzo.  ¡Aun la niña no aparecía…!

Muchos guías de todos los grupos se unieron a la búsqueda.  Llovía.  Al fin dos guías que como todos buscaban por solidaridad sin tregua ni descanso, la encontraron sana y salva cerca de las 4 de la tarde a unos 7 km del punto de extravío.  Caminó con ellos quizás por 3 horas hasta “La Compartición”.

Ah! entonces los distintos “cuerpos” comenzaron a ejecutar la danza del protagonismo.   A veces uno no sabe que es peor, si el estar extraviado o ser despiezado en esa danza insensata, como pollo de Amable.

¿Alguna enseñanza? ¿Se han establecido comunicación y brigadas permanentes de rescate para estos rarísimos casos de extravío? Nada. ¡Ya acabó esta fiesta…!  ¡Viva la reelección!

No quise escribir sobre el caso hasta no subir y obtener testimonios de actores, hasta no ver, vivir la aventura y el desamparo. 

 

Créanme señores, los dominicanos vivimos sostenidos por la mano de Dios y de tanta solidaridad humana que en momentos de desgracia brota como manantial espontáneo.

El afán de los responsables  no es servir, sino servirse, vivir bien, aparentar, desinformar a la prensa con declaraciones encontradas de héroes inexistentes.  No cumplen, sólo aparentan.

 

 
 

El Pico Duarte

Un orgullo de Los Sanjosematenses

 

 

 

Arriba

Si tiene problemas o preguntas relacionadas con El Rincón del Arte Matero Contacte aquí.
Última actualización: 13 de marzo de 2016.