Principal
Arriba
Quienes Somos
Contactenos
Album imagenes
Artes Plasticas
Artes Torres
Apellidos
Ayuntamiento
Bellas Artes
Bomberos de Sajomas
casa de arte
Chicas Materas
comunicacion
Deporte
Descargas
Economia
Educacion
Enlaces de Interes
Emisoras
Escultura
Forastero ya Matero
flora y fauna
Gastronomia
Hogar de Anciano
Juegos Tradicionales
Medio Ambiente
negocios en sajoma
Noticias el Chorro
Obituario
Pastoral
Pico Duarte
Producción Agrícola
Publicidad
Religión
Robert Studio
SAJOMA
Sabías Que...
Scouts
Salud Matera
Teatro
Temas Bíblicos
Terapio
Turismo
Urbanismo

Visitantes Online

Eres el Visitante #:
contador de visitas

Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página

 Ramón Max Espinal

 

Scouter que más tiempo conservó vivo el movimiento de los Boy Scout en San José de las Matas, mantuvo varias generaciones enseñándole el escultismo por varia década parte de sus conocimiento fueron plasmada en el libro "Movimiento scout San José de las Matas 1952-2005  del scouter Roberto Torres, hoy el grupo #97 de la Tropa Anacaona de la Región Marién lleva su nombre y lo nombra como Padre del escultismos en Sajoma

Ramón Máx Espinal

Como cándido clavel que brota de la fértil tierra, así llegó a nosotros Ramón, abonado por el amor de Dilia Mercedes Bisonó y Maximino de Jesús Espinal el 23 día de noviembre del año 1943 en San José de las Matas.

En el servicio militar duró varios años en el Ejército, fue profesor en el seminario MSC,  fue miembro del teatro dirigido por Ramón Olivo, actuando en monólogos, canciones, poemas y cuadros de comedias. Participó en las primeras ediciones de la revista Católica Amigo del Hogar, a finales de los 50. Fue bibliotecario y archivista en la Oficinal Parroquial por más de 25 años, donde se destacó como uno de los mejores del país, recibiendo premios y galardones, como el otorgado por el Instituto de Genealogía de la República Dominicana. Aportó datos e informaciones a muchas instituciones y a los estudiantes, incluso al Archivo Histórico de la Nación. Fue Regidor del Ayuntamiento Municipal en el período 1978 - 1982.

Se casa con Luz Mercedes Rodríguez procreando tres hijos: Josué Ramón, Rut  y Besabeth. 

SU APORTE ARTÍSTICO

Con el ímpetu del halcón y la delicadeza de la gaviota desarrolló el difícil vuelo del arte, donde puso su primer grano de arena con una exposición de pintura en acuarela, siendo también el pionero en el arte grafismo introduciendo las letras góticas y el molden de cartón. Trabajó el mural escénico en el 1966, la escultura en cera, elaboró planos y maquetas. Junto al pintor Roberto Torres plasmaron un paisaje que sirvió como mural al viejo correo y de decoración escénica para las fiestas patronales.

PADRE DEL ESCULTISMO

Robert Stephenson Smyth Baden-Powell fue el fundador del movimiento de los Boys Scouts en el mundo, pero Ramón Máx Espinal fue el "Padre del Escultismo" en San José de las Matas. Desde el 1959 fue miembro fundador, aunque se alejó por dos veces en 1979 y 1989, estuvo como asesor del mismo hasta 1991. Dentro del grupo fue patrullero, Sub-Guía, Guía, Jefe de Tropa hasta Jefe de Grupo. Se dedicó a formar jóvenes a ser hombres y mujeres de carácter firme, de voluntad tesonera, útil a la Patria. Formó unidades dentro y fuera  de la localidad, en diferentes campos, como en Inoa (1971), Los Montones y La Cuesta (1973), Pedregal (1975). Aquí desarrolló toda la mística ceremonial que ningún dirigente ha podido conocer, confeccionó la bandera de la Tropa Anacaona, sus ideales contribuyeron  a formar más grupos e instituciones como fueron: el Cuerpo de Bomberos, el primer grupo de Defensa Civil, Asociación de Estudiantes Universitarios, Biblioteca Pública Juan XXIII. Ramón nunca se cansó, ni se arrepintió de ser Scout. Continuó a su regreso de los Estados Unidos en el 1999 y escribió la historia del Movimiento Scout en Sajoma, ocupando la posición de Jefe Tropa nuevamente en el 2000, hasta el último momento de su vida. Ordenó que en el momento de su muerte (26 de abril 2003) le colocaran su uniforme Scout completo y una señal que significa misión cumplida, dejando así el mundo mejor que como lo encontró.

Ramón Máx Espinal un hombre de fe

 Ramón le dijo a Dios Dulce y buen Señor mío, enséñame  a ser humilde y bondadoso, y así lo hizo  imitó sus ejemplos, amó a Dios con todo mi corazón  y  siguió su camino que lo ha de llevar al cielo junto al El.  Amén.

 Ramón le pidió al Señor, que lo enseñará a ser generoso y así lo fue, le sirvió como lo merecías,  dio sin medida,  trabajó sin descanso y a no buscó recompensa,  sabiendo que cumplió tu santa voluntad. Amén

También dijo Dame Señor, un corazón vigilante, así vigiló durante décadas, y ningún pensamiento vano se alejó de El, un corazón noble, que ningún afecto indigno rebaje, un corazón fuerte, que ninguna pasión esclavice, un corazón recto, que ninguna maldad desvíe, y su  corazón fue generoso en  servir. Amén 

En sus oraciones Ramón dijo Señor y Jefe mío, que a pesar de sus debilidades, lo había escogido, como jefe y guardián, de sus hermanos Scouts, hizo que su Palabra y sus ejemplos iluminarán su camino, por el sendero de su ley y  supo mostrar sus huellas divina en la naturaleza que has creado,  Nos enseñó lo que debió, a conducir nuestra unidades de etapa en etapa, por el campo de la dicha y el tesoro, donde  levantó su tienda junto a la de El. Amén.

 Recuerda Ramón que las llamas de las fogatas que nos enseñaste hacer, se levanten hasta el cielo y con ellas el corazón de los mortales; y que el crepitar de sus candentes brasas llene al mundo de amor, luz y alegría; y que el Señor bendiga a todos los que estamos reunidos en torno a ella.  

Otra vez Ramón oró y dijo; Señor ayúdame a encontrar la fortaleza del viejo roble, para que ningún triunfo me envanezca, la alegría de la naturaleza para que ninguna soledad me abata, la libertad del ave para elegir mi camino, y la voluntad de dirigir, para seguir siempre adelante y servir.  

 Ramón bendecía sus alimentos y decía; Señor, Tú que das agua a los campos, Tú que das tierra a las plantas, Tú que das fruto a los hombres, danos bendito este alimento para que, vuelto fortaleza, podamos servirte mejor.  Amén.

 

                                                                             

                                                                                                  Roberto Torres

 

 

 

Arriba

Si tiene problemas o preguntas relacionadas con El Rincón del Arte Matero Contacte aquí.
Última actualización: 07 de noviembre de 2015.