Principal
Arriba
Quienes Somos
Contactenos
Album imagenes
Artes Plasticas
Artes Torres
Apellidos
Ayuntamiento
Bellas Artes
Biografías
Bomberos de Sajomas
casa de arte
Chicas Materas
comunicacion
Deporte
Descargas
Economia
Educacion
Enlaces de Interes
Emisoras
Escultura
Forastero ya Matero
flora y fauna
Gastronomia
Hogar de Anciano
Juegos Tradicionales
Medio Ambiente
negocios en sajoma
Noticias el Chorro
Obituario
Pastoral
Pico Duarte
Producción Agrícola
Publicidad
Religión
Robert Studio
Sabías Que...
Scouts
Salud Matera
Teatro
Temas Bíblicos
Terapio
Turismo
Urbanismo

Eres el Visitante número:

contador de visita para paguina web

 

Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página

Poesía y Canto

   
                            Poemas en  Sajoma   
                                     
                                       

                         

                      

                                  

      

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los poemas existenciales constituyen la parte más apreciada por el autor, de una obra que también incluye poemas surrealistas de contenido romántico y ensayos sobre temas literarios

Los poetas y poetizas como: Trina Moya de Vásquez, TOMAS PASCUAL RODRÍGUEZ, PATRICIO GARCIA, VICTOR DIAZ GORIS, JOSEFINA ARACENA, EDWIN PANIAGUA, ROSARIO PERALTA, JOAQUIN LOPEZ  y  M. ALFARO REYES   que de una u otra manera se han inspirado en nuestro hermoso pueblo, plasman sus plumas de la siguiente manera:

 

El poeta Víctor Díaz Goris nació en San José de las Matas en 1966. Actualmente es profesor de varias asignaturas de psicología e inglés en la Universidad Apec

Para este joven intelectual, el surrealismo se basa en el inconsciente individual freudiano, pero también puede ser influido por el inconsciente colectivo de Jung. Es posible, entonces, extender dichas influencias al existencialismo y, por lo tanto, a prácticamente toda actividad humana.

CICLO

Vas desde ti,

Hasta ti, a través de ti,

Hasta la noche,

Que eres tú,

Donde la rubia salamandra

Afila el hacha del cortejo,

Donde el sátiro ritúa sus ansias

Degollando ninfas con su falo.

Vas desde el día, que eres tú,

Hasta el arcoíris que libera

Su cabellera de golondrinas,

Donde la cabeza de un astro decapitado

Deja un reguero de serpientes

También decapitadas.

Vas desde la lluvia,

Que eres tú,

Hasta la ruidosa inquietud

De un cadáver de pelo largo,

Donde una emoción libera

Una jauría de espumas

Y donde el verde eco

Del Mal

Besa la piel del dolor.

Vas desde la tarde,

Que eres tú,

Hasta los vastos dominios del odio,

Donde peces cantores

Perfuman de luz

El blanco ataúd

De la muerte,

Que reposa, como Ofelia,

Custodiada por flores

Con la quietud del deber cumplido.

Vas desde la alegría,

Que eres tú,

Hasta lo que queda de la muerte,

Que soy yo.

Te acordarás

PGP

 

Te acordarás de las sombras

que proyectábamos juntos;

de los besos y los sustos

que pasamos en tu alcoba.

¿Te acuerdas la cantimplora

que rompiste en mi cabeza

cuando mis manos inquietas

resbalaron sin control

por las partes que el pudor

cubre con delicadeza.

 

¿Recuerdas que fue en el patio

de tu casa, bajo un pomo,

cuando a escondidas de todos

me diste el primer abrazo?

Allí tuvimos un rato

de inolvidable placer,

cuando me diste a beber

la dulce miel de tu boca,

y te quitaste la ropa

para enseñarme a querer.

 

 A pesar de que no fui

propietario de tu cuerpo

fui dueño de muchos besos

que nacieron para mí.

Y por más que prometí

no tocar ni con la vista

lo ajeno, ya ves chiquita,

cómo te amé, pues ya sabes,

las cosas no son de nadie:

son del que las necesita.

Nota. Esto no es para tomárselo muy en serio. No es más que un poemita relamido para sacarle un poco de filo al tedio de vivir. Un poco de humor nunca cae mal, pero el humor pendenciero acaba siendo enemigo del buen arte. Lo publico como un guiño especial para un amigo: Joel Torres. Y lo hago porque después de habérselo dado a conocer, más de una vez me lo ha mencionado con cariño. Ah, y no parte de un hecho real, es pura imaginación.

 

A San José de las Matas

Patricio García P.

 

Si alguna vez has soñado

Con llegar al paraíso

sin que Dios te dé permiso

por ser un lugar sagrado;

si el calor te ha maltratado

basta ya de peroratas,

que entre acordes de bachatas

y un olor a primavera

el paraíso te espera

en San José de las Matas.

 

Si te place la frescura

natural del arroyuelo;

si has nacido en otro suelo

donde es la luz menos pura.

Si vives en la llanura

o en regiones menos gratas;

si sientes no te aclimatas

de otra zona a los rigores,

ven pronto, no te demores

a San José de las Matas.

 

Aquí tendrás el concierto

de las aves montoneras

que entre las nubes viajeras

vuelan bajo el cielo abierto.

Vendrás a seguro puerto,

no en bajeles ni en fragatas…

Las tarifas son baratas

para bien de tus bolsillos.

Todo es plácido y sencillo

en San José de las Matas.

 

De seguro que has soñado

con subir por las colinas,

donde las blancas neblinas

tienden su manto delgado.

Y allí en el monte internado

disfrutar de las sonatas

de las aves, siempre gratas

al oído del viajero.

Ven si eres aventurero

a San José de las Matas.

 

Si vienes en primavera

verás cubrirse de flores

con variedad de colores

toda la extensión matera.

En medio de la pradera,

bajo las tupidas matas,

gozarás las serenatas

de la brisa en el palmar…

Ven, no te hagas esperar

a San José de las Matas.

Del mar y sus pasiones

 

Cual radiante cielo

Que envuelve las costas

Con tu azul profundo

Que acerca el horizonte

De un amor nocturno

De dos almas imponentes

Que se encuentran

En abismos diferentes.

 

El alba fue testigo

De aquel ocaso

Que produjo tu paso,

Por el paraíso de un abrazo

Furtivo y apasionante

Que impregno de fuego

Ardiente a los corales

Que emergen en costas pacientes

Lejanas y altivas, cual ola

Que abraza la superficie efímera

De una ansiada playa.

 

Josefina Aracena

Finita

Belleza de absoluta”

 

Ilusión de una verdad creada

Belleza sofisticada,

Que ilumina con su frialdad mi cara

Lentejuelas de un traje de temporada

Justo a la medida deseada

Te adhieres a mi cuerpo como el rió al agua

 

                                  ***

El candor de tu mirada me traslada

A esa temporada ya pasada

Donde vestía tu hermosa gala.

 

Fina

02/11/05

Así eres Tú

 

Eres la luz que ilumina mi mundo

las manos que sostienen mi alma

la fe que impulsa mis latidos

el aire que respiro

 

eres la expresión del verdadero

y puro amor

eres el camino real que llega

directo al corazón

 

eres la sombra del valle

eres la altura en las montanas

eres el pasto de la tierra

eres el pan nutriente de vida

 

eres energía y materia viva

eres el espíritu divino

 

cuan grandiosa y bella

es tu obra, gracias por

manifestarte en todo lo existente

por ser el oasis que calma

la sed y llena la vasija

de luz y paz.

 

09/05/07

 Fina

 

El secreto de la lluvia

 

La lluvia desborda los ríos,

cuando viste la tierra que piso,

moja las huellas del ayer,

refresca el presente

y reafirma el futuro

 

Lluvia constante y perenne

que alivia el calor del paraíso tropical

de este continente

 

Al levantarse el día suena una melodía

que desde ayer se oía,

solo que la tarde la absorbía

y la negrura de la noche nos nublo

la vista y ensordeció nuestros sentidos,

negándonos su sonido.

 

Es un sonido suave, chispeante y decido

con el cual se puede escuchar la sabiduría

del universo y sus requisitos.

 

Detente un instante y escucha su sonido

en ese momento la lluvia susurrará el secreto

en tu oídos,

mas tarde despertará

y vivirás el presente en la eternidad.

 

31/05/07

Josefina Aracena

Finita

 

SAN JOSÉ DE LAS MATAS

Con expresión sencilla, humilde y llana,

 tal como fluye y mana
el agua de un agreste manantial

que brota en una escarpada serranía

 va a correr entre la selva umbría

así mi canto rústico será.

 

 ***


Y cantaré a Las Matas, a La Sierra

a la bendita tierra
que tiene por patrón a San José

 cuyo divino influjo soberano
palpita en el ambiente puro y sano

 de este tranquilo y apartado Edén.

 
                                    ***
A la entrada se extiende la avenida

 dando alegre acogida
al viajero que arriba a esta región

 en busca de salud y reposo
y en que expende un paisaje luminoso,

 amplio, abierto, soberbio, encantador.

 
                                    ***
Tras la jornada recia y peligrosa

 la ruta fatigosa
termina frente a un árbol secular

 patriarca de una selva ya extinguida

 que hoy da la sombra de su copa erguida

 a una mansión de aspecto señorial.


                                   ***
Mansión en la que reinan, soberanas,

 las virtudes cristianas,
la nobleza, la hidalguía, el amor.

 Al calor de este hogar crecen hermosas,

 inteligentes, puras, candorosas,

 tres niñas que embellecen la mansión.

Y después, el poblado legendario
Que ofrece hospitalario
Al cansado viajero su frescor.
Tienen sus moradores “don de gente”
Yen su trato sencillo y atrayente
Revelan la bondad del corazón.


                                 ***

Agrestes, escarpadas, pintorescas

 son sus montañas frescas

 venero de salud, de dicha y de paz.

 Sobre el tapiz de las floridas gramas

 alzan los pinos sus gentiles ramas

 que a confundir con las nubes van.

 

                     ***
Cual guerreros de líricos plumajes

 los pinos sus ramajes ostentan

 con prestancia señorial.
Son guardianes de honor del patrio suelo,

 fue siempre en sus montañas donde el cielo

 un refugio brindó a la libertad.


                                   ***
Qué nobles son los pinos! Tienen alma.

 Cuanto ansiosos de calma
a su sombra venísmola a buscar

 con sus ramas inquietas y sonantes,

 sus venerables troncos arrogantes

 y su mullido césped nos la dan.

 

                                 ***
Y nos dan con su aroma vigoroso
a la vez que el reposo
un bienestar que nos acerca a Dios
y en el íntimo coloquio peregrino
surge un concierto armónico, divino,
de cánticos, susurros y oración.

 
                                 ***
Y cuando el aura de radiantes ondas

 penetra entre sus frondas,

 que son como las cuerdas de un laúd,

 rumores y destellos argentinos,

 donde palpita el alma de los pinos,

 nos dan un ambiente de armonía y luz.


Trina Moya de Vásquez
San José de las Matas, Septiembre 1928

 

SAN JOSÉ DE LAS MATAS


Paisajes de emoción y de hermosura

 los altos pinos, la montaña inmensa,

 y los arroyos, de frescura intensa,

 que inundan, murmurando, la llanura.

 
                           ***
De la vida se siente la dulzura,

 en las frescas mañanas diamantinas,

 y los pinos, en charlas argentinas,

 pregonan su esplendor desde la altura.

 

                            ***
¡Recóndito lugar! tu sitio aleja

 el falso bienestar, no se refleja

 la menor inquietud, ni te importuna.

 
                              ***
El recuerdo tenaz de alguna ingrata,

 escuchando la dulce serenata,

 cuando el pinar se besa con la Luna.


M. ALFARO REYES

 

 

 

Infancia
 

A mi hermano G.G.P. con quien compartí intensamente mi infancia

PGP

 

Mi infancia verdecida con hojas de palmeras

un buen día partió dejando tras sus pasos

retazos de canciones, lentas nubes viajeras,

caminos retorcidos, espléndidos ocasos.

 

 

Eran tiempos de alegres travesuras y ensueños,

de alegres sumersiones en el vientre del río.

Sin reloj apremiante, sin tensiones ni empeños,

nuestro tiempo era el centro de su propio albedrío.

 

 

Desde todos los ángulos nos rodeaba la magia

inundando el instante de dulzura apacible.

Una broma, la risa que se expande y contagia…

y estallaba en tumulto la algazara terrible.

 

 

Ardían de entusiasmos las manos bulliciosas.

El caballo de palo y el carro de madera,

las yerbas que orillaban las veredas terrosas:

todo se traducía en dicha verdadera.

 

 

La pizarra del cielo con sus trazos confusos

nos brindaba su alta lección de fantasía:

en ella contemplaban nuestros ojos ilusos

objetos y paisajes: cuanto en el mundo había.

 

 

Las rojas amapolas de fuego incandescente

incendiaban las anchas praderas, y los pinos

barrían las telarañas de un cielo refulgente

y aromaban los altos parajes campesinos.

 

 

Bajo el fraterno amparo de una ingente cabirma

colgábamos el ocio de los primeros años.

Allí estampaba el viento su alegórica firma

y anidaban felices los pájaros huraños.

 

 

En los días estivales de enardecido sol,

al cruzar el arroyo, en la empinada cuesta,

los deliciosos mangos ofertaban su alcohol

y toda la campiña se llenaba de fiesta.

 

 

En la orilla delgada del arroyo bullente

levantaba el yagrumo su turgencia vital.

Más allá la tersura de la fría corriente

y el espejo danzante copiando el cafetal.

 

Oh niñez donde el mundo en el puño cabía,

y todo el universo lo cubría la mirada.

Todo estaba a la altura de nuestra fantasía.

Todo era bello y simple como una llamarada.

 

Dolor ancestral

 

Larga tristeza mía que vienes de muy lejos,

atravesando edades pedregosas y oscuras.

Tus caminos se pierden en las negras honduras

de una raza que arrastra sufrimientos añejos.

 

En mis viejas raíces hay un barco negrero

con su carga infalible de dolor ancestral,

y un sufrido aborigen sometido al misal

(catecismo de horrores de un cura doctrinero).

 

En mi sangre resuenan los ecos victoriosos

de la espada homicida que empuñó el invasor,

y el grito que precede al último estertor

de los cuerpos hundidos en los fríos calabozos.

 

Soy el triste residuo de una antigua ecuación.

Por mí pasa una larga caravana de muerte.

El dolor del vencido sobre mí se revierte.

Indios y negros pasan en mortal procesión.

 

La historia me fue dando los rostros verdaderos.

También supe de tantos que un día se sentaron

en el cómodo asiento de los que claudicaron.

Mis pies van tras las huellas de aquellos, los primeros.

 

 El siglo diecinueve corría tras su mitad

cuando surgió la chispa con pretensión de hoguera.

El patriotismo entonces nos dio su flor primera,

pero había demasiado yerbajo en la heredad.

 

 Hemos tenido breves alturas, y caídas

prolongadas y bruscas en nuestro andar a tientas.

Nunca faltó un Mesías que ordeñara las rentas,

ni un retórico al uso, ni estrategias suicidas.

 

Hasta aquí hemos llegado desolados y oscuros,

fatigados los ojos por el polvo y el sol,

a pesar de la euforia que produce el alcohol

nuestros pasos son lentos y altos son estos muros.

 

Del héroe reprimido, del mártir desterrado,

del que acabó rendido bajo el mortal acero

soy por savia y raíz legítimo heredero,

y recojo en mi sangre su precioso legado.

 

Y esta antigua tristeza, que es de los perdedores,

que el mártir y el vencido conocieron muy bien

ha de tener un día su luminoso amén,

su clausurada puerta, sus olvidadas flores.

 

Así el mártir, el triste, el paria, el expatriado

alcanzarán su digna preeminencia y honor;

y en los etéreos mundos el héroe fundador

tendrá el goce tardío de ser justificado.

 

Y los que llevan dentro sangre de muchedumbre,

eternos excluidos del oficial alpiste

(herederos del paria, del burlado y del triste)

tendrán su hora cero de odiosa servidumbre.

 

 Porque habrán conquistado por acción y conciencia

el eje en que descansa la opresiva estructura;

y serán carne y sangre de su legislatura,

y tendrán la mirada llena de fluorescencia.

 

Patricio García P.

San José de las Matas, 2009 – 2010

 

 

 

SAN JOSÉ DE LAS MATAS

 

Si quieres regalarte con la opulencia

 del país al que Natura prodigó sus galas

 ven a gozar la hermosura
con que esta tierra es pródiga en belleza

 y hay que admirarla.

 

                             ***

Tierra bella y seductora

 que derramas tus encantos

 voy a dedicarte un canto,

 pues tu belleza enamora.

 

                             ***

San José de las Matas
es un pueblecito muy simpático
cerca del poblado de Jánico
con una témpera excelente
y sus moradores gente complaciente.

 

                               ***
Siempre que contemplo tus bellos pinares

 siempre que veo esos grandes valles

 no me canso de admirarles
y hay que siempre recordarles.

 
                                ***
La naturaleza prodigó sus galas

 sus paisajes son de gran belleza

 en pocas partes la naturaleza
se mostró como aquí para admirarla.

 
                                 ***

Aquel que quiera vivir apartado

 que de su trabajo se encuentre cansado

 aunque aquí viva retirado

 se hallará de sus penas aliviado.

 
                                 ***

 Aquí, en la soledad de los pinares

 aspirando de continuo el aire puro

 sentirá que el alivio de sus males

 es la tranquilidad y no saber del mundo.

 
                                    ***
El carácter del serrano

 es bueno y es caritativo

 al que llega a esta serranía

 lo tratan como si fuera hermano.

 
                                    ***

San José de las Matas

 lugar bello,

 tus paisajes encantan,

 tu clima es muy bueno,

 tus aguas sabrosísimas,

 viéndote me embeleso

 la vida aquí es muy grata.


                               ***
La naturaleza se mostró muy rica

 cuanto más y más se admira,

 mas uno se extasía

 contemplándola las penas se le quitan.

 
                                ***
De salubridad, belleza y bondad

 nadie de esta tierra se debe quejar

 cuantos a esta tierra deben venerar

 y sus bondades siempre recordar.

 
                                ***
Quisiera estar alabando

 como estoy ahora recordando

 a esta tierra brava y fiel,

 pues ella ha sabido merecer

 que en todo tiempo se la quiera.

 

 
TOMAS PASCUAL RODRÍGUEZ

San José de las Matas

 

Presagio

Cuando la flor vuelva a ser

De carne y hueso

Y el arcoíris, cansado,

Tenga forma de mujer,

Cuando la voz del odio

Tenga alas de mariposa,

Y las nubes, rubias,

Tengan ojos de cristal.

Cuando del mar vengan los cuervos, y,

Convertidos en espadas,

Decapiten al Tirano

Cuando la lluvia tenga la textura

De miles de cabezas cortadas

Cuando la música sea el crimen

Que nos ponga de espaldas

A la luz,

Entonces los cementerios

Y abrirán sus puertas

A la multitud

Que se suicida.

 

Arena

T u cuerpo suicidante

Agorero de crepúsculos

y destructor

De amaneceres

Tu cuerpo-espada

Que corta al bies

Los azules hilos

Del deseo,

Tu cuerpo-mar

Ahogadero de orgasmos

Y caricias ya perdidas,

Tu cuerpo-hiedra

Envenenador de paladares

Y constructor de sinsabores,

Va levantándose

Como un hermoso pecado

Sobre el arrugado desierto

De mi conciencia.

 

Collage existencial

 

Mis ojos oyen tu estatura

Diluise

Lentamente entre mis manos,

Mientras mi piel mira,

Indecisa,

El rojo cisne del dolor

Que se va enredando,

Aleve,

A la piel de mi silencio,

Como un grito proferido

Por la cola de una serpiente

Que se quedó soltera.

Mis oídos ven con claridad

La verde cifra de tu aliento

Desplazarse  con rapidez

Hacia mi angustia,

Arrastrada por la oscura mano

Del Pecado Original,

El cual tiene forma

Y  aroma de una mujer.

Mi olfato saborea,

Con fruición,

El color de los pasos de una dama

Que se dirigen hacia lo incierto,

Mientras mi pensamiento,

Va abriendo grietas y arrugas

En el curvilíneo cuerpo

Del viento.

Ya viene la parca.

Una mujer desnuda

La acompaña.

Mis sentidos,

Trastornados,

Se preparan para degustar

Los colores de la Nada

Y el sabor de la Eternidad.

 

Víctor Diaz Goris

 

Así eres Tú

 

Eres la luz que ilumina mi mundo

las manos que sostienen mi alma

la fe que impulsa mis latidos

el aire que respiro

 

eres la expresión del verdadero

y puro amor

eres el camino real que llega

directo al corazón

 

eres la sombra del valle

eres la altura en las montanas

eres el pasto de la tierra

eres el pan nutriente de vida

 

eres energía y materia viva

eres el espíritu divino

 

cuan grandiosa y bella

es tu obra, gracias por

manifestarte en todo lo existente

por ser el oasis que calma

la sed y llena la vasija

de luz y paz.

 

09/05/07

 Fina

 

Solo manda el corazón

 Yo solo sé que  soy de tu agrado

 No niegue darme el sí

 Que yo te he ofrecido a ti

 Un matrimonio sagrado

No quieren que yo te quieras

 Me tienen impedimento

 Y no me dejan salir de la puerta al aposento

No más porque me enamoro

 Se ponen a dar querellas

 Total las palmas son más altas y los puercos comen de ellas

Créame que mucho lo siento

 Pero que dirá de mí

 Tengo un amor de pasión, amigo por eso es que yo no le puedo dar el si

 Yo no encuentro un corazón

Que me sepa acotejar

 Cuando yo llego a tu puerta llega la abaje al panal

 

Aronde que se va arode

Le dijo el sapo a la sapa

Aronde que se va arode

Que le hiciera unos carsones

Aronde que se va arode

Y Le contesto la sapa

Aronde que se va arode

Y que nalga te lo pone

Aronde que se va arode

A que te me escondo

Aronde que se va arode

Atras de la malla

Aronde que se va arode

Te laigo un pito

Aronde que se va arode

Y tú no me haya

Aronde que se va arode

A que te me pego

Aronde que se va arode

De la punto de un deo

Aronde que se va arode

Y yo en un merengue yo me remeneo

Aronde que se va arode

Ay ombe, ay ombe

 

Chivo, chivo, chivo de la loma

Quien has visto un chivo haciendo maroma

Tengo una semana tapando boquete

 Y el maldito chivo vuelve y se me mete

 

Somos un pueblo que canta

 Y con su canto levanta

Cada día la esperanza

 De ser un pueblo mejor

Somos una vieja historia

De un pueblo unido que ríe canta  y llorar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compártenos con tus amigos.

 

 

SAN JOSÉ DE LAS MATAS 
(Canción) 
Letra: Víctor Díaz (Chache) Música: Osiris Jáquez (Papy)

 
Rodeado de lindas montañas

 pueblo de clima delicioso

 eres tú, San José de las Matas

 lugar de paz, alegría y reposo 
Son ellas, tus lindas mujeres

 tu más hermoso adorno

 que nos brindan miles placeres

al igual que tus paisajes hermosos 
De tus hombres, el valor le dio un lugar en la historia

 y cuenta la tradición que Mella acampó bajo tu caoba 
quien te visita alguna vez goza de tu hospitalidad

 y siempre desea volver el que deja su pueblo natal 
Por eso eres tú, San José de las Matas lugar de paz, alegría y reposo (bis)

 

Himno a las Madres  

Escrito en San José de las Matas por la poetiza  Trina Moya de Vásquez, en la mansión veraniega de Horacio Vásquez

Venid los moradores del campo a la ciudad
y entonemos un himno de intenso amor filial.
Cantemos a las madres su ternura y su afán
y su noble atributo de abnegación sin par.

Celebremos todos la fiesta más bella
y que más conmueve nuestro corazón
fiesta meritoria que honramos con ella
a todas las madres
de la creación.

Quien como una madre
con su dulce canto
nos disipa el llanto
nos calma el dolor
con solo brindarnos
su regazo santo,
con solo cantarnos
baladas de amor.

De ella aprende el niño
la sonrisa tierna, el joven
la noble bendición,
recuerda el anciano
la sonrisa tierna y en él
florece la resignación! 

 

 

Así eres Tú

 

Eres la luz que ilumina mi mundo

las manos que sostienen mi alma

la fe que impulsa mis latidos

el aire que respiro

 

eres la expresión del verdadero

y puro amor

eres el camino real que llega

directo al corazón

 

eres la sombra del valle

eres la altura en las montanas

eres el pasto de la tierra

eres el pan nutriente de vida

 

eres energía y materia viva

eres el espíritu divino

 

cuan grandiosa y bella

es tu obra, gracias por

manifestarte en todo lo existente

por ser el oasis que calma

la sed y llena la vasija

de luz y paz.

 

09/05/07

 Fina

 

 

 

 

La Navidad y el día de Pascua

 

     Como todos sabemos, la navidad es tiempo de gozo, paz, armonía y sobre todo reflexión, es época de fin de año donde todas las familias o la gran mayoría, se reúnen para compartir ese grandioso día: La nochebuena, así le llamamos  nosotros a la navidad, que viene celebrando  desde tiempo inmemoriales y esta tradición se lleva a cabo desde ese entonces,  pues al llegar  todas las personas se preparan, hacen sus arreglos, pintan su hogar y las demás cosas como de costumbre  y  las familias se reúnen ese día que es muy especial para todos .

  

                  Un hecho real que aconteció el día de noche buena

 

     Llegó ese día tan esperado por todos, se reunió toda la familia tal y como los habíamos dicho, celebraron y bailaron, hasta la hora de la cena, mientras empezaban a cenar, había alguien parado al frente de la casa, estaba lloviendo, hacia una brisa muy fría, llovía y llovía pero allí estaba, al notar que nadie le invitó a pasar, se sintió muy triste y destrozado, no tanto por él, sino por los mismos dijo: su festejo hubiera sido mejor con mi presencia.

      ¿Saben quien era? JESÚS, se marchó caminando muy despacio, Con la cabeza inclinada hacia abajo como una muestra de que estaba muy triste, pero siguió caminando, camina y camina  hasta que la hora de la cena ya estaba pasando, pues hasta el fin escuchó una voz que decía: Señor Jesús, estos alimentos que hoy  nos ofreces, que hoy gracias a ti lo conseguimos, bendícelos, te invitamos a entrar a este humilde hogar, gracias Señor JESÚS por todo lo que nos brinda; esta familia era diferente a la otra anterior, era pobre y dijo alguien de ellos: JESÚS, a pesar de que no tenemos mucho, tu eres parte de esta familia, entonces llegó Jesús a este hogar, y no tuvo que quedarse allí parado frente a esta casa, sino que entró y dijo: pueden tener todo el dinero del mundo, todo en abundancia , todo es vanidad, más ustedes no tienen nada de eso sin embargo están mejores que esos, porque la presencia de Dios esta con ustedes, Dios está en todo lugar si me llaman ahí estaré, feliz día de pascua y navidad, que Dios le bendiga. 

                                                                     

                                                           Autor:

                                                                     Luís Salcé.

 

 

 

 

Carta a mi pueblo San José de las Matas

         Querido pueblo: ya sé como estás, no es necesario preguntártelo, pues te hablo a través de esta carta porque tengo mucho deseo de conversar contigo, ya sé que eres un pueblo  hermoso,  muy bello,  con mucha  vista y muy prestigiado por los admiradores tuyos,  ya  que  te  visitan  de  diferentes  lugares,  tales como el campo,  provincia y del extranjero.

       

       Mi pueblo, yo quiero que tu te perfiles, que te transforme y con llamas corrijas esos errores que tanto me afectan a mi como a ti mismo, ya sé que tu puedes ¡claro te daré mi ayuda y hablaré con los demás para que todos juntos vayamos al compás!

 

      Te hablo al oído a través de las flores y el aire fresco que tu mismo nos brinda, gozo de tu gran verdor y con tu aroma que siempre nos llena de fragancia y diferentes olores.

 

       Excelentísimo  pueblo,  si  te ofendo  me  disculpa  pero ya no aguanto más , lo he pensado y he dado muchas vueltas para decírtelo, pues hoy me decidí ; sabemos que tu tienes los  mejores  ríos de esta zona, tenemos  varias presas, ya que somos del corazón tuyo,  que  corremos  por  tus  venas,  ¿Por qué  eres  tan cruel ? y no nos  facilitas esas necesidades,  te  pido  por  favor  que  nos  ayude,  porque   en verdad  las  necesitamos, perdóname por haberme expresado de esta manera, pero yo soy tu amigo sincero y te lo digo frente a frente porque en verdad no nos merecemos esto .

 

        Espero que hayas escuchado mis palabras y con tu gran razonamiento entiendas el mensaje, te deseo  todo lo mejor  del mundo, y sobre  todo espero  que cambie  para  el bienestar de todos.

 

                                                                   Te quiere mucho tu amigo fiel:

                                                                                                             

                                                                                                           Luís Salcé.

ORGULLO Y HUMILDAD

Por: Luís Salce

 

Saliendo Humildad por todo el pueblo caminando, llevando el mensaje de salvación enfrentando al mundo, sufriendo por Cristo y por llevar la cruz, la cruz que representa nuestra salvación, con su gran amor y sencillez vencía los obstáculos y resistía al diablo estando él firme en el Señor.

 

Salio un día muy temprano y pasando por un lugar allí había una vivienda muy lujosa, bonita y muy delicada además había un joven, este descendía de una familia rica y poderosa, en lo que se puede llamar poderoso a lo de este mundo o sea a lo material.

 

Al mirar Humildad esta bella y hermosa casa se detuvo por un momento y pensó, ¡OH! pero que preciosa casa que Dios de se la bendiga a su dueño, detenidamente por unos minutos reflexionó que diferencia  hay entre un rico y un pobre, Pues yo con un rancho muy carcomido y estos con mansiones y muy privilegiado por los demás.

 

Al Orgullo mirar este pobre hombre parado allá en ese lugar rápidamente se dirigió hacia donde estaba él y le pregunto ¿Que hace usted aquí parado a la verja de mi casa? ¿A caso se le perdió algo?    El contesto no solo pensaba.  Que Dios te bendiga   ja ja  usted cree en Dios ¡Claro que si contesto Humildad! Yo creo en Dios por que el me dio la vida y mi humilde rancho que lo amo con todo mi corazón  y le agradezco a Dios por todo lo que me has dado.

 

  Humildad salio caminando  pero este le dijo de una forma burlona Dios te bendiga  mirando este pobre hombre hacia tras poniendo la mira fija en él le contesto ¿A caso no conoce Dios tu corazón, tu mente y como te has hecho rico pero ya que has insistido te quiero decir algo si me lo permites, de acuerdo dijo Orgullo adelante, pues que se te grave bien en tu mente y jamás se te olvide.

 

Todo hombre es como hierba y su grandeza es como la flor de la  hierba, la hierba se seca y la flor se cae pero la palabra de Dios permanece para siempre  y esta es la palabra y es el mensaje que yo predico…………… si tu supiera quien te esta hablando no actuaría de esta manera.

 

Poesía o décima, o pie forzado

 


 

 Somos un pueblo que canta

Desde el comienzo de la mañana

 

Tu di que vas a comprar cama

Ahora eeeeeh

Yo te voy a vender la mía

Ahora eeeeeh

Que hago yo tener cama

Ahora eeeeeh

Si no tengo compañía

Ahora eeeeeh

Si yo fuera el zapatico

Ahora eeeeeh

Yo me cazara en tu pie

Ahora eeeeeh

Y ahora estuviera viendo

Ahora eeeeeh

Lo que tu zapatico ve

Ahora eeeeeh

Somos campo de obrero

Canto de amor, de trabajo y hacha

Somos un pueblo que canta que trabaja y se enamora

 Somos la mejor cosecha de  olor a caña canto de gloria

Somos un pueblo que canta y con su canto levanta cada día la esperanza

  De ser un pueblo mejor

 

 

De la peña sale el agua, del agua los caracoles

Donde quieras que tu vaya me persiguen los amores

Ay agua lluvia eh, ay agua lluvia

 Aunque tú me vea chiquito, no hay quien me cargue en un deo

 Que yo soy como la pluma que el aire me volteo

Ay agua lluvia eh, ay agua lluvia

Yo solo monto caballo porque burro no es montura

 El que me quite esa hembra tiene la muerte segura

Ay agua lluvia eh, ay agua lluvia

Mami te voy a pedir que vaya al cementerio para que vea un lindo entierro de un que murió por ti

Ciguita pa tu palmera, cucaracha para tu ceto, en cuestión de mujeres yo soy un peso completo

Ay agua lluvia eh, ay agua lluvia

Para mirar y aprender nada más hay que está vivo, para tamaño mujer ese es un aperitivo

Ay agua lluvia eh, ay agua lluvia

Con su bracito cortado a mí no me dio ni una, pero dio muela callado y se volteo como pluma

Ay agua lluvia eh, ay agua lluvia

Puede ser tremendo engaño lo que a apariencia guste, el valor del instrumento no lo define el estuche.

 

Con la tierra y con el campo, cada día sigue la esperanza de otra calidad de vida

Ay ramito de alelí

 Fraguito de agua mar

 Paloma eh, paloma eh

 Que me acuerda mi negrito que me tuvo que dejar

Paloma eh, palo eh

Cuando lo vea llegar voy a morir de alegría

Paloma eh, paloma eh

Es una paloma triste cantando al amanecer

Paloma eh, paloma eh

Que más triste una mujer andando de noche sola

Paloma eh, paloma eh

Ay ramito de azahar no la ponga mal pasar

Paloma eh, paloma eh

Ya se fue un año de atraso y no le pude cumplir

Paloma eh, paloma eh

 Lucero de la mañana claridad de todo el día

Cuando tú me corresponde se ilumina el alma mía

Paloma eh, paloma eh

 

Desde que se levanta, la cuidad también tiene su canto

 

Ya yo estoy preparao que me traigan la cubeta

 Tengo la vaca amarra aquí que nadie se meta

Oh oh oh oh

 Ay Rafelo por Dios yo no te quiero engañar

 Que ya negrito me dijo que ya tu no saber Ordeñar

Oh oh oh oh

 Te voy a decir una cosa y lo pruebo en el terreno la vaca que pastoreo la ordeño porque la ordeño

 El dique la esta ordeñando mire que cosa es esta de todo le está halando y no le jala la teta

  

 

 

Arriba Conchita

Si tiene problemas o preguntas relacionadas con El Rincón del Arte Matero Contacte aquí.
Última actualización: 14 de agosto de 2016.