Principal
Arriba
Quienes Somos
Contactenos
Album imagenes
Artes Plasticas
Artes Torres
Apellidos
Ayuntamiento
Bellas Artes
Biografías
Bomberos de Sajomas
casa de arte
Chicas Materas
comunicacion
Deporte
Descargas
Economia
Educacion
Enlaces de Interes
Emisoras
Escultura
Forastero ya Matero
flora y fauna
Gastronomia
Hogar de Anciano
Juegos Tradicionales
Medio Ambiente
negocios en sajoma
Noticias el Chorro
Obituario
Pastoral
Producción Agrícola
Publicidad
Religión
Robert Studio
SAJOMA
Sabías Que...
Scouts
Salud Matera
Teatro
Temas Bíblicos
Terapio
Turismo
Urbanismo

Visitantes Online

Eres el Visitante #:
contador de visitas

Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página

Arturo y sus anécdotas durante el viaje hacia el Pico Duarte

Compártenos con tus amigos.

Por: Roberto Torres

 

Mi primo Arturo, desde hace mucho subía casi todos los días, al Parque Mirador el fuerte a observar las montaña y a ver si podía ver el Pico Duarte desde allí, desde que se entero que yo organizaba  viaje para este lugar, me dijo: Roberto yo no me quiero morir sin antes subir al Pico Duarte, tu no me puede ayudar a conseguir que yo pueda ir y le dije: OK yo voy a habla con los demás organizadores de Scouts Tours para ver que podemos hacer y efectivamente le conseguimos la mitad del precio y me dijo: no te preocupe por comida que de lo que come yo como, ni del mulo que yo voy a pie.

 

Estaba tan emocionado con el viaje  que se inventó una carrera tipo maratón a paso doble con Erick Cerda desde la Avenida principal del pueblo hasta la caseta del parque en Mata Grande y fue para ver de donde se empieza a la caminata hacia el Pico.

 

Escuchó varios comentarios de personas que decían el porque no iban al viaje y el me dijo: Roberto y si estas gentes supiera que yo estoy dejando mi mujer, una niña y mi trabajo de zapatería, con tal de subir a lo más alto de las Antillas, pues ellos no saben lo que significa eso y de lo que se están perdiendo.

 

Pues nada su madre jocosamente me dijo: Roberto tu más que nadie conoce Arturo, amarra ese loco viejo que no se vaya a perder para allá, a lo que él contesto: Mamá, Roberto y yo vamos con una soga que yo tengo, pa` donde él vaya yo voy, así ni él se pierde, ni yo me pierdo. 

 

Se hizo una reunión para coordinar que se debía o no  llevar, sobre las reglas de excursión y darle cierta información sobre el viaje, no opinó nada durante la reunión;  pero cuando salimos  me dijo: Roberto pero tú no me explicaste que había que subir y bajar tanto el primer día  de camino, pues entonces la soga se va a romper si es así.

 

En los dos últimos viajes nunca esperaba desayudarme para empezar la caminata y le dije Arturo como tú no lleva merienda para el camino esta vez yo esperaré el desayuno y así tu pueda desayunar antes de salir y me contesto: ah eso si Roberto, que yo no puedo caminar sino es hablando y sin tener algo en el estómago; pero no te preocupes por eso; porque Maira (su esposa) o mamá me van a preparar algo para llevarlo por el camino.

 

El día 4 de marzo del 2009 Arturo no durmió ya que nos deberíamos reunir a las 4:00  de la madrugada y bajo una llovizna llegó primero que todos al local Scout  a las 3:15 AM. Y para colmo ese día estuvimos un retraso y salimos como a las 5:00 AM. Nos acompañó un chubasco todo el camino y debajo una lona y encima de un camión  hubo muchos cuentos, fotos y hasta un follón que hizo que nos mojáramos antes de que muriéramos del mal olor. Arturo dijo: yo prefiero entriparme antes de oler eso, Roberto el pobre (Nando) bien durmiendo hay adentro como es que aguanta eso.

 

Cuando llegamos a la caseta del Parque en Mata Grande mucho me preguntaron que si Arturo tenia resistencia, al ver su estado físico y para sorpresa de todos y para los guías, también fue él que más colaboró con los lesionados del viaje, su mochila casi vacía se lleno durante el trayecto porque Arturo recogía todos los que dejaban o no podían llevar los muchachos y me dijo: Roberto yo te llevo a ti por después se rompe la soga, sino hace tiempo que yo subiera la montaña en un solo pie y  tuviera más arriba y primero que de los mulos.

 

A parte de ser Mormón Arturo le gusta conversar bastante, tanto así que, no paro de hablar, narrar y contar anécdotas todo el camino y cuando me preguntaba algo generalmente subiendo yo casi no le contestaba o solo le respondía muy cansado o agotado “anja” y él me decía: Roberto y es que tu no sabes la repuesta o es que estas lomas hacen perder el conocimiento de tan alta que son.

 

A pesar de la temperatura húmeda y fría yo sudaba mucho, ya que llevaba puesto dos pantalones y dos camisas y  el abrigo se empapó de agua y sudor y el me dijo: Roberto tú estas sudando Roberto, se pasa la mano por la frente y continua diciendo: Roberto y donde esta mi sudor, pues yo no sudo o fue que se quedó en mi casa. 

 

Arturo se preocupaba por los demás miembros de la caminata y cuando llegamos al primer  descanso La Loma del Oro me dijo: Roberto yo no sé si pueda llegar; pero me preocupa ese muchacho que dijo; que el tenía muchas vitaminas, productos chino, que había practicado en un Gimnasio y todo eso, yo creo que con el paso que viene siendo el primer día y con  esa mochila más grande que él, no pasa de esta loma. Ya en la caseta Arturo comió arepas y una  yuca con sardinas  y me dijo; Roberto comete un chín de esto que esto si sostiene, Luego me dijo: Roberto pero esta caseta no tiene, ni mesa, ni silla ni cama hay y como eso así. Yo le dije vete acostumbrando desde aquí.

 

El hijo de Feliciano Sierra, Moisés venia montado en un mulo mencionando tan a al diablo que tuvimos que corregirle, luego se callo y dejo de mencionarlo y Arturo me dijo: __Roberto, porque la gente que no conoce de Dios, son así, mira ahora viene asustado, mudo porque no es lo mismo, llamar al diablo que verlo venir, le dije es que de la abundancia del corazón habla la boca__ Verdad Roberto

 

Casi antes se llegar al siguiente descanso en Arroyo Las Lagunas a mí se me despegó el tenis por causa del lodo y le dije Arturo hasta aquí llegó este tenis lo voy a votar, a lo que me contestó: Nooo Roberto acuérdate que soy zapatero, yo te arreglo eso, amárralo en un mulo de eso y cuando llegue yo te soluciono eso, así fue, me estuve que poner los tenis de repuesto que llevé

 

Después que habíamos subido la Loma La Sabrosa y El Rodeo me dice: eso es Roberto, ya yo se porque tu dice que hay que cogerlo a paso lento, tu ves lo que hablaron en la reunión, que esto era una caballa, que iban a subir a pie la mayoría,  ya han pasado muchos montado en un mulo y eso que es el primer día, y después  dicen; yo subí al Pico Duarte, y así quien no sube, ni el Ángel Divino subió a pie.

 

Roberto y Erick que me dijo que venia para correr a paso doble por aquí, pero eso yo veo difícil, él se queda en las primeras subidas rodeando sabrosamente, se ríe y continua

 __ ¡A dios pero estas loco, nadie lo hace corriendo por aquí, yo pensé que había subido subía  Roberto pero es como tu me dijiste; y yo le dije:

 __y lo que falta Arturo todavía,

__Todavía falta más Roberto no me diga eso abundó.

Ahora Roberto yo te voy a decir una cosa, esas practicas que hicimos ante de venir para acá, la que tu me enseñaste, Erick nunca me la había enseñado así, todos los dolores de la coyuntura de los pie y el tobillo desaparecieron Roberto, ya sé que ante de correr hay que ser esos ejercicios de calentamiento para los pies y mira todo lo que hemos subido y donde esta mi sudor ¡eh!.

 

Ya en El Filo de la Navaja me dijo: Roberto yo pensabas que yo había visto parte de la naturaleza, que yo había salido de mi casa; pero ahora que veo estos riachuelo, saltos con agua potable y cristalina además de fría, aquí no se necesita nevera Roberto, ahora es que me doy cuenta que aquí fue que Dios hizo el Edén, Mira que preciosidad, esto es una hermosura Roberto, las personas tienen que venir a ver esto, disque hablándome de Nueva York, no hombre no, aquí fue que Dios hizo el Edén.

 

Entonces Roberto, el primazo esta equivocado, porque el Pico no se puede ver desde El Fuerte como el dice, ahora nosotros estamos por detrás del Cerro Angola y ni siquiera se puede ve de aquí para allá, ósea al sur, ni tampoco se ve el Pico, explícame eso Roberto, porque yo vi que cuando empezamos tu le enseñaste a los scouts como funciona la brújula, o solo es ellos que se enseña eso uno tiene que saberse ubicar también tu no cree. Ahora yo fui lobato con Nio el viejo lobo, tu no te acuerdas de eso.__ Claro que si re respondí.

 

En Las Guácaras cuando llegamos le dije: vamos a bañarnos primero y luego arreglamos lo  demás a lo que me contesto: Roberto y es obligado que hay que bañarse, yo no he sudado ni una gota de sudor, yo lo que tengo es hambre, no hay nada que comer.

__ Si; pero eso es ahorita, aprovechemos que más tarde el agua  se pone bien fría y es posible que llueva un poco. Pues se fue con su mochila y en el río saco las arepas, y  parte de la yuca que le quedaba, me dijo;

__ Roberto es bueno comer algo antes de bañarse, porque así le da a uno menos frío, más luego dijo: pero aquí no hay ni baita, ni jaiba de tan fría que esta el agua, mira ya el pajarito se me escondió y las bolitas desaparecieron.

 

La primera noche nos acostamos bien temprano, por el inmenso frío que hacia y todos dormimos placidamente después de un sabroso jengibre bien caliente con galletas, ni siquiera se escucharon los ronquidos, solo un ratón que nos visitó algunos, al día siguiente se le pregunto Arturo que como durmió y contesto: si yo tuviera un gusano (spling back) como ese que ustedes tienen, hubiera dormido mejor, porque esta sabanita están como si fuera mojada y es muerta del frío que están.

 

Para el próximo viaje dijo Arturo - yo le voy a decir a Kico el sastre que me cosa este colcho con todo y sabana para hacer un gusano, que me le ponga un zipper que le de la vuelta entera para meterme completo en el; pero no como el de Roberto, el se mete entero y le sobre el caco

 

Un medio galón que llevó de jugo de naranja después de consumirlo siempre cargaba con el sin llenarlo de nada, atado con una soguita de su mochila, mucho no se aguantaron de la curiosidad y le preguntaron Arturo y que es lo que tu carga es ese galón vacío y Arturo le contestó: ese es el orinante 

-- Como así le preguntaron de nuevo

--- Es que estamos en el monte y a lo oscuro y frío uno se para si salir de la caseta y mete la cuestión ahí y ahí orina sin tener que salir de la caseta, porque tu no sabes que pájaro te esta esperando afuera.

 

Durante el camino del segundo día Arturo lamentaba la patada que le había propinado el mulo al alemán y me dijo: Roberto ese americano parece que camina mucho, pero ahora lo veo feo para la foto después de esa pataá en la rodilla, pero el es muy buena persona, yo le dije amigo le duele y el me contestó “un poquito”—poquito si ese hombre dijo dicho en alemán cuando lo patio el mulo, que quien sabes lo que dijo.

 

Roberto el tipo de la farmacia china, el pequeño que se montó en el mulo, viene hay y dice que vas a subir las dos subía de hoy a pie ¿Pero el cree que con mentitas  o caramelos chinos de jengibre  pueda aguantar subir? yo le conteste:

---Arturo él sabes de eso y se preparó para rebajar 7 libras en estos 5 días

---Roberto pero con ese plato que se comió anoche y el desayuno de hoy, tendrá que rebajar como 10 libras más y eso que son buenas la mentitas que me dio.

 

Después de descendimos  al paso del Río Bao, en el puente Arturo me dijo: Roberto yo bebo suero en agua y tu bebe jugo Gatore, pero yo creo que es lo mismo; pero tu ves esta aguas así de cristalina y pura son poderosa Roberto, yo le dije así; los guías le llaman desbarata comía, y él me dijo: no me diga, a pues es por eso que tengo hambre otra vez.

 

Arturo sabes modular la radio y por esto le encargaron uno para comunicarse durante la excursión y nos estaba esperando en la cima de  Loma de Baito, cuando me vio me pregunto: ¿Roberto que te pasa te quedaste a tras rompiste la soga? Yo le dije: __El que rompió la soga fuiste tú ¿Quién esta delante?, además yo venia más al paso porque el compañero que se lesionó una rodilla y quiere que tu le llame por la radio para que le dejen un mulo

__ Pero no jodas Roberto y que paso con las proteínas poderosa y los energizantes que el se tomó, no valieron nada.

 

Después que comimos en el Paso del Baito, continuamos subiendo con mucho fango y un camino bien difícil donde le Alemán resbaló y cayó. Más adelante Arturo me dijo: Bueno Roberto ya hay tres con problemas, trata que tu no caiga por aquí en un lodazar como eso, porque así si es verdad que se rompe la soga, tu te imagina que yo tenga que levantarte, nos vamos los dos juntos y hay si fue verdad que se rompe la soga. 

 

Llegando al Valle de Bao, Arturo recibe una llama de Williams por la radio, para que cerrara la puerta de campo, cuando crucemos y el me pregunto: que porque hay que cerrarla  y le respondí: __para que no se devuelvan los mulos

__ Como, Roberto y porque se devuelven los mulos

__Porque yo saben lo que le espera mañana

__Se ríe – No me digas Roberto hasta lo mulo le tiene miedo a La Pelona y es tan dura esa.

Nos estaban esperando con  cámaras fotográficas y de video en la Caseta del Valle, cuando me dice Arturo: Roberto y es que somos importante o es que fuimos lo último en llegar mira cuanta cámaras, ni que fuéramos actores.

 

Después que ordenamos nuestra pertenencias bajamos a bañarnos se me olvido la cámara y Arturo regreso por ella y le dije que me tomara un video  y el pensó que era como tomar una foto y la dejó encendida y gravaba el suelo cuando me di cuenta le pregunte ¿Pero que haces? Y el contestó: Roberto pero tú no me has dicho como se hace y pensé que era como tomar una foto   

 

En la cocina después de cenar Negro el guía, me ayuda a secar los dos pantalones que se me habían mojado durante el trayecto, Arturo dijo: wow Roberto estos guías saben de todo, mira sin plancha, sin sol ya te están secando la ropa, por eso que bueno salir de casa, ya aprendí otra cosa nueva que no sabia.

 

Al día siguiente muy temprano después que el alemán repartió botellitas de agua salimos rumbo  a La Pelona Arturo me dijo: Roberto hoy es el día glorioso ¿Verdad? Pero yo quiero que tu me enseñe donde fue que el hijo del doctor Morillo se  desapareció. Mientra Stefany y yo íbamos al paso el se precipitaba y yo le dije: esta rompiendo la soga Arturo se lo voy a decir a Julia (su madre) a los que me contestó: Bueno Roberto es que no quiero que Duarte se me vaya de donde estas.

 

Roberto por fin estoy viendo una cotorritas, porque desde que salimos estoy escuchando unos pajaritos que nunca lo veo, solo suenan, parece que el fuego que hubo acabo con ellos, ni los puerco cimarrón se ven por aquí Roberto.

 

Ya en el descanso de la Hamaca le dije: mira Arturo aquí fue donde supuestamente desapareció el ingeniero Eddy Morillo el hijo del doctor Morillo  y el me dijo: Roberto pero aquí no hay perderá, luego le dije: aliméntate bien y ponle la primera si quiere ver la cara a Duarte entonces me contesto: Roberto pero no hemos visto el conuco del diablo todavía y donde esta, yo le dije: eso es subiendo ya en la cima de la pelona

---- como y todavía esto es la Pelona Roberto será la pelua

Nos tomamos varias fotografías cuando llegamos al conuco de diablo y le dije Arturo aquí  no se da ni la lechuga del diablo

------Y que es eso Roberto  la lechuga le diablo

-----El tabaco

----Ah sí, pero en esas piedras que parecen chocolate no se da ni el junquillo Roberto que es una yerba mala.

 El Ángel Divido había prestado su binocular a un scout (Miki) en el descanso de la Hamaca y subiendo La Pelona le preguntó por el, contestó:

--- Que binocular

Angelito le advirtió: --oye lo que te voy a decir, si tú me deja perder el binocular yo te mato muchacho del carajo

---Como el que no quiere las cosas ¡Ay!  Si fue que lo dejé encima de un tronco allá en la Hamaca

---- Pues mira, de vuélvete ahora mismo a buscarlo

Arturo inmediatamente al escuchar esto, moduló por la radio a Willams que se encontraba abajo y este lo encontró y lo trajo, luego Arturo me dijo: Roberto y así son los scout de ahora, hay que irresponsabilidad son estas, así fue con tu cuchillo, tu viste lo que hizo ese tipo también, es verdad que todo has cambiado 

 Al llegar la Vallecito de Lilís le dije Arturo que se esperara un momento pero este tenia una fiebre de subir al Pico que no quiso esperar y Siguió con los demás compañeros, yo no sabia exactamente por donde debía subir pero se que se podía escalar por esa parte directo desde el Valle, tome un descanso y luego ascendí por las rocas  firme y Salí más delante que Arturo y me dijo: Roberto no, no pero yo me voy a poner loco, yo te deje atrás Roberto hace como más de media hora y ahora tu esta delante de mi, explícame eso: Le dije que el año anterior me paso lo mismo con los muchachos que dejé atrás subieron primero que yo y fue que el guía (el Moreno) le enseñó como subir por la parte norte y es mucho más fácil que dar esa tremenda vuelta. Y Arturo me dijo ¡Ah! pues es así, apúntame esa para la próxima, descanso en el Lilís y subo derecho por aquí.

 

Ya en la cima más alta de Las Antillas, habló con el dorso de Duarte, lo abrazo, lo beso y se subió encima de él y se tomó varias fotografías, luego se puso a contemplar la panorámica  y me dijo: Roberto, Roberto wow yo no puedo creer que nosotros estemos por encima de las nubes y por debajo de ellas están los pueblos, no, no pero que preciosidad le dije: Arturo es la primera vez , que vemos este paisaje así despejado, he subido tres veces con esta y todavía no lo había visto así , con ese sol radiante, me contesto: me diga Roberto a pues, es porque yo vine con ustedes, implora a Dios ¡Gracias Señor por dejarme verte esta hermosura wow! Y también a ti Roberto que me ayudaste a que pudiera venir aquí. Se le veía la alegría en sus rostros.

 

Después de varias fotografías y video con el grupo e individuales como siempre empezó a caer el intenso frío y debíamos decender a Compartición, gran parte se fueron delante, Gustavo Peña y Stefany  el alemán en realidad casi no podían caminar y Tomas Jáquez nos encomendó que le dije al ultimo guía que esperaba en el Valle de Lilís que  enviaran un mulo para poder bajar. Pero antes se nos presento una necesidad fisiológica a ambos, donde a mi se extravío supuestamente la cantimplora pero me percate ya casi  bajando al Valle, Arturo me dijo: eso es muy caro Roberto, agárrame la radio que yo voy a buscarlo  y se devolvió, pero mas luego me di cuenta que estaba en detrás de mi espalda y lo llamé que regresara nuevamente y me dijo: Roberto y es que frío hace olvidar a la gente, pero ni yo que vengo detrás de ti la vi que esta ahí  y nos reímos de las cosas que nos pararon.

 

Bajando a Compartición Arturo venia muy preocupado esta modulando la radio tratando de comunicarse con alguien que estuviera en la caseta de Compartición ya que se habían dos lesionados que no podían caminar  y aún estaba en el Pico, no  dejaron mulos para socorrer, en un momento nos debíamos del camino sin darnos cuenta y le dije: espérate creo que vamos extraviado del camino devolvemos atrás otra vez a ver que paso, y el me dijo: tu ves Roberto tu si eres experto en eso si hubiera sido con otro que no conoce la brújula ya estuviéramos perdido por aquí. Más delante descubrimos una fuente de agua potable y Arturo decidió esperar a los demás muchachos que venían a tras para indicarle que podían abastecerse de agua ahí y me dijo: Roberto vete adelante al paso que yo te llego

 

 

Camino de Compartición al Valle Tetero solo existe una subida grande llamada La Vela, Arturo se adelanto un poco y yo le dije que cuando subiera arriba que apagara la llama de La Vela, este camino tan rápido que nos espero en Agüita Fría  y yo le dije cuando llegamos que porque no apagó la llama de La Vela el contesto: yo seguí buscando la llama de la vela y no la encontraba, cuando llegue aquí me dije este debe ser la agüita fría para apagar la vela y me senté a esperarte.

 

Cuando vio la cantidad de carraos que revoloteaban el lugar y que cantaban me dice: Roberto estos pájaros son los mismos que vinos allá por la Pelona y el Pico y le dije si y nos seguirán hasta el Valle de Tetero __no relaje Roberto me dijo; a pues yo le voy a echar un poquito de pan por que ellos necesitan también. Eso es verdad le dije; bueno Arturo espera a los demás aquí para que te desayune,  yo sigo al paso tu me llega __si pero no rompa la soga Roberto.

 

En el transcurso de camino me llego y me dijo: Roberto el que hizo este de quemar todos estos pino debiera esta bien preso, porque mira que desolación esto da pena la naturaleza se siente triste Roberto ni los pajaritos suena por aquí wow que criminar, más luego me dijo refiriendo se a la bajada __ y este es la famosa baja del diablo que dicen los muchachos Roberto, Le dije si tenemos toda la mañana bajando y todavía falta__ Roberto pero desde que salimos estamos viendo el valle  y nunca llegamos.

 

Ya en el Valle de Tetero se hizo una tremenda comida y Arturo se retiro un poco debajo de un pino tenia una plato repleto y estaba comiendo muy despacio y pensativo y le pregunte: ¿Que pasa esta mala la comida?__Roberto nunca había vista tanta comida junta, estaba pensando guardar un poquito para  esta noche, o para mañana para el camino le dije: no comételas todas, que esta noche hay cena  y parrillada también__ Wow Roberto no me diga eso y cuanto pobre sin comida y aquí hay hasta para votar, mira este berro esto si es importante se da natural por aquí y el agua contiene potasio, mas fría que la nevera.

 

 Todos estábamos descansado después de un gran baño, hablábamos con el guardián forestal que esta en la caseta,  contábamos cuentos y  uno de los muchachos dijo: señores vengan ver a Arturo  dándole vuelta al valle a paso doble, yo le llame y le dije: muchacho ven a descansar que mañana no toca un buen pedazo todavía y me respondió__ Roberto yo no puedo estar sin hacer nada y barco parado no gana flete.

 

Más luego Tomas Jáquez interrogó a Arturo sobre la brújula y fue el momento más inolvidable del viaje, creo que nunca el grupo había gozado tanto como en ese momento, José Ureña gravó lo acontecido y  Arturo actuó como si fuera un cómico profesional, Fernando Fernández traducía al Alemán lo que se decía y todos nos moríamos de la risa de la famosa respuesta de Arturo.  

 

Al día siguiente nos levantamos muy de mañana  Arturo me preguntó por la Colgate (Pasta dental) y yo respondí desde afuera de la caseta: búscala que la tengo ahí, entraba poca luz a la habitación, Gustavo Peña le dijo yo tengo coge de esa que tengo ahí, extraviadamente el cogió un ungüento (Bengue) que tenia Gustavo y se lo colocó en su cepillo dental, salió afuera y empezó a cepillarse sus dientes y esto fue lo que contó Arturo más luego de lo acontecido

__desde que sentí esa frescura en los dientes yo me dije: wow pero esos gringo si saben hacer las cosas buenas, mira estoy botando humos por la boca de tan agradable que esta esa Colgate, pero al enjaguarme veo que no hace espuma y siento la boca como una anestesia, ni sentía el  agua fría, entonces hay fue que me di cuenta que no era pasta lo que estaba usando.

  

Después de la oración acostumbrada salimos rumbo a la ciénega de Manabao, durante el camino me dijo: Roberto estoy feliz por que hoy si Dios quiere llegaremos a casa y creo que he logrado mi objetivo; pero lo único que no me gusto, es que vengo develado, perdí mucho sueño anoche, le dije como así; __Tu ves anoche en la fogata los cuentos y  de la parrillada eso estuvo muy bien, pero fue después de ahí el problema, parece que los muchachos se pasaron de trago, Roberto pero hasta el forestal que esta ahí estaba incomodo, yo creo que si ese hombre da testimonio de este grupo va hablar mal, porque esta bien se tomen un traguitos pero que cuando llegaran a la habitación no hicieran escándalo, eso no me gusto el próximo viaje tu tiene que tomar el control de eso Roberto, parece que ni Tomas, ni kico y ni Noel pudieron llamarles la tensión, le dije es verdad Arturo siempre los muchachos, el último día quieren pasarse de la reglas hay que tomarlo en cuenta, muy buena observación.

 

Nunca había visto este trayecto con tanto lodos, en una resbale y caí entre el lodo, gracias a Dios no me di golpes; pero si venía desde que salimos con una pequeña luxación en la cabeza del fémur y me incomodaba lo que hizo que pausara más  el paso, Arturo cuando me vio caer me dijo: tu vez Roberto por romper la soga yo te dije que nos mantuviéramos alerta, hay y que scout es este tan viejo y se deja caer tan fácil, todo se rieron hasta yo, no aguantaba la risa.   

 

Y para no cansarle más, llegamos casi con dos horas de retraso a lo normal, debido a la condición del suelo y de algunos muchachos ya cansado, lesionado, agotado y otros que no querían ni montarse en el mulo, ni querían caminar más, pues Arturo y un guía tuvieron que socorrerlo, fue tanto así que no esperamos la última foto del recuerdo y nos montado en el transporte para nuestro regreso a casa, hasta el próximo viaje si Dios nos los permite.     

 

 

 

 

Arriba

Si tiene problemas o preguntas relacionadas con El Rincón del Arte Matero Contacte aquí.
Última actualización: 29 de noviembre de 2015.