Principal
Arriba
Quienes Somos
Contactenos
Album imagenes
Artes Plasticas
Artes Torres
Apellidos
Ayuntamiento
Bellas Artes
Biografías
Bomberos de Sajomas
casa de arte
Chicas Materas
comunicacion
Deporte
Descargas
Economia
Educacion
Enlaces de Interes
Emisoras
Escultura
Forastero ya Matero
flora y fauna
Gastronomia
Hogar de Anciano
Juegos Tradicionales
Medio Ambiente
negocios en sajoma
Noticias el Chorro
Obituario
Pastoral
Pico Duarte
Producción Agrícola
Publicidad
Religión
Robert Studio
Sabías Que...
Scouts
Salud Matera
Teatro
Temas Bíblicos
Terapio
Turismo
Urbanismo

Eres el Visitante número:

contador de visita para paguina web

 

Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página

Personajes Pintorescos

Por Roberto Torres

Como en todas las ciudades, nuestro pueblo Sajoma siempre se ha caracterizado por tener personajes que forman parte del folklore que es la ciencia de las tradiciones y costumbre de un pueblo, y por esta razón hemos querido dar algunas pinceladas, como he oído hablar por mucho tiempo sobre estos curiosos personajes, para que lo conozcan aquellos que no tuvieron la oportunidad, muchos de ellos ya no están con nosotros materialmente pero que a través de fotos y algunas de sus anécdotas puedan conocer de ellos.

 Que es un personaje pintoresco? Se dice de los paisajes, escenas, personas, tipos, costumbres y de cuanto puede presentar una imagen peculiar y con cualidades únicas o rarasPintoresco es un adjetivo. Se puede usar tanto para describir lugares de interés pictórico como para describir personas cuyas costumbres o maneras presentan peculiaridades un tanto estrafalarias...que resulta característico y típico de un lugar, Curioso, atractivo, expresivo. Estrafalario, chocante, por visto de seriedad etc.

Síguenos en Facebook vea los personajes  más jóvenes entre aquí http://www.facebook.com/media/set/?set=a.10150514575381570.375935.555751569&type=3  http://www.facebook.com/media/set/?set=a.10150458719301570.368167.555751569&type=3

 

Pedro Salcedo Bisonó (Pedro Mariquita)

A pesar de ser analfabeto se caracterizó por su habilidad, por su inteligencia natural, por sus ocurrencias y por ser el defensor de los campesinos en los asuntos judiciales.

Una vez fue a Santiago, a caballo, para asistir como testigo en un tribunal y entró a él con las espuelas pues se le llamó la atención varias veces para que se las quitara, a lo que hizo caso omiso. Después de tantas exigencias dijo:”estas no me las quito, pues los gallos son más chiquitos y hasta duermen con ellas.”

En otra ocasión estaba de capataz en los caminos de Los Pilones de Jánico y unas mujeres fueron a llevarles el desayuno a los tres peones que estaban bajo su mando. El desayuno consistía en un huevo y un plátano. Los peones invitaron a don Pedro a comer con ellos pero él no quiso, pues le dijo que quienes estaban trabajando eran ellos y que él sólo es taba mirando. A insistencia de los peones don Pedro accedió y le dijo a cada uno que le dieran un poco. Es así que cada uno de los peones le dio la mitad de su huevo y la mitad del plátano, por lo que entonces don Pedro salió ganando, pues comió el triple que ellos.

Apolinar Marcelino (Polín el loco)

Fue un personaje muy popular en la década de los 30. Era muy servicial, como todas las personas de su clase. Era quien se encargaba de organizar la mayoría de velorios y entierros del pueblo, desde los brindis de café hasta cargar las sillas, las que intrépidamente ordenaba, llegando a cargar hasta una docena a la vez.

Disputaba con Guillo en darle vueltas a la rueda del tomo en el taller de Armando Goris y en el de Luis O. Peralta.

Aquiles Bermúdez venía varias veces a la casa de veraneo de su familia y era un disfrute para él montar a Polín en su motor Harley Davidson para “figurear” con él y andaba a gran velocidad para asustarlo.

En una ocasión Aquiles le echó gasolina a los pies de Polín y le prendió un fósforo para matarle las niguas.

 

Alonso Torres h. (Burú)

Fue una persona muy conflictiva, era muy “fresco” con las mujeres, siendo esta su especialidad. Era fetichista, o sea que se satisfacía sexualmente con objetos inertes, pues le gustaba robarse las pantaletas de los tendederos de los patios para hacer fantasías sexuales.

En una ocasión le voceó “puncha fete” a Trujillo durante uno de sus recorridos a caballo por el pueblo, pero esto no fue la causa de su muerte, como se ha divulgado.

Burú era muy respondón y malcriado. Una vez iba en un vehículo en compañía de otras personas y en el camino iban “cherchando”. Una señora le dijo: “Burú, disfrázate de maíz para que te piquen los pollos”, haciendo alusión a un merengue nuevo de la época, y él le respondió: “y tú disfrázate de mango para chuparte...”

Fue llevado al manicomio de Nigua debido al desenfreno sexual que padecía, donde murió de causa desconocida.

 Seco campana

Se llamaba Jesús María, pero se desconoce su apellido. Era oriundo de Los Montones. Se caracterizó por limpiar el pueblo todos los días con una escoba y un árgana, comenzando sus labores a las dos de la madrugada. Daba muchos viajes a botar basura cada vez que el árgana se llenaba.

Lo sustituyó Julio Alberto López, mejor conocido como Julio Cubita, ya con un sistema más “moderno”, que consistía en una carreta y dos placas de vehículos para hacer la recogida más fácil.

Miguel Rodríguez (El tremendo)

No solo era de elevada estatura sino; que era un especialista en hablar mentiras. Tremendo embustero, de todo lo que se hablaba el opinaba aunque no supiera de qué se hablaba. Lo mismo podía oír un moquito que zumbaba en la punta del pico Igua que verlo asentado de una mata de pino del cerro Angola. Todo esto desde el fuerte sin binoculares.

Caminaba rápido e iba a lugares lejanos a pie a hacer mandados y era la persona a quien mandaban a dar noticias sobre fallecimientos u otro suceso trágico. Se dice que llegó a ir a San Juan de la Maguana a pie.

 Tenia la voz de trueno que hacías sus mentiras más interesantes. Casi parecían verdad. Chucho y Tavo, sus dos hijos, siempre creyeron que eran ciertas.
Miguel el Tremendo se acerca más a los cuentos de Juan Bobo y Pedro Animal. Sus mentiras son más infantiles que las de Chiningo, pero no por ello menos atractivas.
Se decía que Miguel el Tremendo, en los tiempos que no había automóviles, hacia el correo a piecito desde Santiago, lo que dio lugar a muchas anécdotas. El decía que le ganó a otro correo a caballo por muchos kilómetros de distancia.
La Bozúa, ese formidable amasijo de curvas y precipicios interminable que era necesario pasar para llegar o venir de Santiago, la pasaba en cuarta y casi nunca tenía que poner la primera. Los pies le
crecieron tanto que parecía de la Patagonia. Los bordes se le rajaron,
pero nunca fue atacado por las niguas. Lo respetaban. No tenían sentido del humor. Cuando Miguel el Tremendo se enfurecía tronaba
en toda la sierra, Cuando estaba de buen humor, el día se tornaba
espléndido.
Fue como una especie de dios del tiempo. Si en Las Matas llovía, Miguel el Tremendo era el responsable. Si había sequía, era porque Miguel el Tremendo no tenía cuentos nuevos.

Galo Rodríguez

Era un ladrón misterioso. No había una casa ni un establecimiento comercial seguro para él. Andaba siempre con dos palitos y se dice que estos tenían el misterio. Por pequeño que fuera un hueco él se metía. Donde más iba a robar era a la tienda de Elías Checo.

La casa de don Manuel Tavárez la tenía como su residencia de veraneo, lo que llevó a don Manuel a reforzar la seguridad, poniéndole aldabas de más a las puertas, pero esto de nada valió. Mocho Estévez, uno de los empleados de la casa, encontró en una ocasión a Galo acostado en una de las lujosas camas de la casa y con una botella de whisky al lado, como si nada.

Las cosas que se robaba las guardaba en una cueva que tenía en Arroyo Hondo, conocida después como “la cueva de Galo”, lugar que nadie conocía hasta que Abel Brisita, hermano del policía Jesús Brisita, la descubrió y encontró a Galo durmiendo dentro de ella, en un tiempo en que se había desatado una persecución en su contra y lo trajo amarrado al cuartel.

Un día hubo un robo en el negocio de Tomás Goris, cuyo dependiente era Antonio Rodríguez, a quien le dijeron que Galo había sido el autor de dicho acto, por lo que puso una querella en su contra. Un policía logró apresarlo, pero éste se descuidó y Galo le dio un golpe en la cabeza y se le escapó, llegando el policía a descargar su revólver sin dar el blanco.

En la noche mientras Galo iba para su casa, situada en la hoy calle Mella, unos policías comandados por Juan Fernández lo detuvieron, teniendo éste un cuchillo en la mano. Los policías le exigieron que soltara el cuchillo, cosa que negó, descargando entonces los policías sus revólveres contra su pecho. Esto ocurrió a principios de 1946.

Ovidio Bisonó

Fue un “chivato” de Trujillo. Andaba siempre descalzo y con un revólver en la cintura. Se caracterizó por ser vivo, fabulador y sinvergüenza. Su otra profesión era la de pintor de casas. Se dice que hasta llega engañar a Trujillo, pero éste veía estas cosas como ocurrencias de Odio, a quien apreciaba mucho.

Era experto en hacer amores a muchos hombres influyentes de época con muchachas que no sabían de esta situación. Algo parecido sucedió al sargento Rodríguez con una hija de Bocho Bisonó, pues con Ovidio le enviaba cartas de amor y diversos regalos, además Ovidio asesoraba dándole ideas sobre qué escribir y qué regalarle, pero debe saberse que estas cosas no llegaban a su destino, pues nuestro personaje. En cuestión rompía las cartas y cogía los regalos.

Poco tiempo después Ovidio le comunica al sargento que la muchacha está dispuesta a meterse en amores con él, pues sus románticas cartas le habían tocado el corazón. Es así que el sargento se prepara para ir a la casa de su enamorada cuando Ovidio le avisara. Cuando llegó día el sargento se presenta ante la familia de la muchacha comunicar su amor hacia ella y diciendo que él iba a ser correspondido, cosa fue rechazada de inmediato por la joven, diciendo que no conocía al señor y no estaba enterada de nada sobre esa situación. Ovidio tuvo desaparecerse de inmediato, pues la rabia del sargento era tal que ordenó la captura y ejecución de Ovidio por atreverse a burlarse de él. Se dice que Ovidio, duró muchos días escondido en el cementerio hasta fue perdonado por el sargento.

Después de la Era de Trujillo siguió con sus vagabunderías y “maipiolería”. Era un jugador empedernido. Una vez la policía hizo allanamiento en su casa, que era una taberna, y él inmediatamente se tiró en la cama y se hizo el enfermo. Preguntaron que quien era el dueño de la casa respondiendo él desde la cama. Lo iban a apresar pero dijo que tenían que llevar una ambulancia, pues estaba muy enfermo. La segunda vez que allanaron la casa llevaron un vehículo para ejercer las funciones de ambulancia y así fue apresado.

En una ocasión trajo al pueblo un brujo y fungió como representante del mismo. Decía que para ir a la sesión de brujería los interesados debían llevar una gallina negra para sacarle la sangre como ofrenda a los espíritus y así hacer el “trabajo”, pero en realidad era para Ovidio comérsela. Esta fue la vez que más carne comió en su vida. Un día se hizo una sesión colectiva donde el brujo mandó a las personas presentes a despojarse de todas las prendas de oro y plata que tenían para hacer una ofrenda. En un momento de la ceremonia el brujo se escapó por una ventana con todas las joyas, dejando a Ovidio solo y con el problema en cima. Ovidio murió en 1979.

Juan Francisco López Santelises (Guillo)

Nació en San José de las Matas el 4 de septiembre de 1907. Hijo de Juan Bautista López y Ada linda Santelises.

Era un gran trabajador y servicial. Hacía todo tipo de trabajo pesado. Una de sus primeras labores fue cargar agua desde el Chorro y distribuirla a las personas que se lo solicitaban.

Luego se dedicó a transportar las compras que las personas hacían en los colmados en una carretilla, que él llamaba “guagua”, llegando al extremo de ir tres y cuatro veces al día a Pedregal a llevar manteca y otros artículos.

Después pasó a trabajar al servicio de algunos comerciantes, como Elías Checo, llenando los tanques de agua, dándole “manigueta” a una bomba.

Laboró en la Chocolatera Serrana, de Adelina Rodríguez, moliendo cacao y era un experto pilador.

A principios de los 50 trabajó en los talleres de ebanistería del pueblo, dedicados a la producción de muebles de superior calidad. Su labor consistía en darle vueltas a una rueda grande que movía el torno.

Era fiel cumplidor de todas las actividades que se hacían en esta zona. Asistía a todas las bodas y velorios de las comunidades cercanas. En el camino entonaba sus melodías acompañadas de unas vainas de flamboyán. Su canción predilecta era “cacha popo mamá, cacha popo ya va, cacha popo ya llegué”.

Era un personaje muy peculiar. Si le regalaban ropas él las rompía para que se vieran “mejor”. Le gustaban las medias, a las que llamaba zapatos y las pedía blancas, porque si eran de otro color se “ensuciaban”. Su correa consistía en una tira de guano o cabulla.

Estas últimas décadas las pasó andando por las calles, en El Fuerte y yendo a misa. Se molestaba mucho cuando las personas le llamaban “Guillito vete” o “caco de boruga”. Su respuesta era una piedra, que lanzaba con una velocidad y precisión increíble, además era ambidextro.

Cayó en cama aquejado de piedras en la vesícula. Fue operado, pero por su edad no resistió la intervención, falleciendo más tarde, el 22 octubre de 1997.

Félix Antonio Salcedo Brito (Papo 40)

Nació el 15 de julio de 1908. El apodo de Papo 40 le fue dado por tamaño de sus pies, los cuales eran muy anchos, por lo que no aparecían zapatos que le sirvieran.

De él se sabe poco debido a que era un hombre marginado de la sociedad y no se relacionaba con los demás. Era un hombre de gran estatura, medía más de seis pies. Se caracterizó por pedirle a la gente 5 “Cheles” para comprar cigarrillos, aunque no fumaba. Si no lograba su objetivo por esta vía entonces los pedía para comprar un pan.

Uno de sus primeros trabajos fue cargar madera en un puesto situado al lado del cementerio. Trabajó como peón de camión, al servicio de Elías Checo. Era experto en freír chicharrones. Su último trabajo fue el de llevar vacas al matadero municipal. Se dice que poseia una fuerza extraordinaria y que llegó en varias ocasiones a tumbar toros. En el matadero le gustaba beber sangre o comer un pedazo de carne cruda que le daban como recompensa. Falleció el 21 de diciembre de 1985.

Santiago Pérez (Chaguito)

Pionero de la refrigeración en este pueblo. Tenía unas neveras de madera donde depositaba varios quintales de hielo y luego se vio precisado a hacer un hoyo donde metía muchos bloques de hielo y los guardaba con aserrín, todo esto debido al aumento de la demanda. Suplía de hielo a todas las instituciones del pueblo y útil para todas las festividades y actividades en general. También vendía novelitas de vaqueros, historietas, comic o muñequitos.

Elpidio Herrera

Fiel discípulo de Baco. Cuando estaba borracho y empezaba a decir que era millonario, que tenía mucho dinero, era que en realidad no tenía ni un chele para seguir bebiendo. Algunas veces decía “yo tengo con qué cobijar un rancho, pero debo con qué cobijar cinco”...también gritaba “viva Trujillo”

Todos los terrenos que rodean al Igua Bar eran de Elpidio. Vendió por poco dinero el terreno para edificar el bar y cuando este ya estaba en servicio iba allá a beber. Al acabársele el dinero le decía al dueño “déme otra botella y coge cinco tareas de tierra más”. Así perdió todo ese gran terreno que poseía.

 

Rafael Estévez (El cuyo)

 

 Se ha caracterizado por ser un poeta singular, va declamando y explicando los versos a la vez. Se le llamó Cuyo por emplear a menudo esta palabra en sus poemas.

Bailaba y cantaba la tradicional “Sopa Tropical”, la cual estrenó en uno de los shows del afamado cómico cubano Pepe Tosana, quien venía al Teatro Quisqueya, frente a nuestro parque.

 

 

María Gómez (María Totico)

No se sabe con exactitud el origen de su apodo, pero a su mamá le decían Rosa Totico. Fue muy popular en su tiempo. Le gustaba bailar mucho en la calle y más si le daban “cheles”. Fue contemporánea del ciego Pedro Pomo y de Martín Gurubel

 

 

 

 

 

 

 

Martín Gurubel

                     

María Micaela Durán Jáquez (Miquela)

Nació el 29 de septiembre de 1906. Se dice que era natural de Don Juan. Vino a este pueblo a trabajar a la Casa Curial, para encargarse de la limpieza y además era experta tostando café.

Tiempo después era común verla con varios sacos al hombro y un frasco con una sustancia pestilente, la cual les lanzaba a las personas que la molestaban. Si se le preguntaban que cuanto eran 1 + 2 ella contestaba “a dio quien nosabe eto 100”

En su casa tenía la población de perros y gatos más numerosa de toda la zona y en una ocasión el Inspector de Sanidad ordenó limpiar su casa, a pesar de las protestas de ella, dando el camión de la basura dos viajes para poder sacar todo lo que allí se encontraba. Se encuentra una buena cantidad de dinero que tenía bien escondido y se dice había denominaciones de papeletas que hacía tiempo que dejar circular. También se divulgo que era bruja y que víctor Aúa la había tumbado con un grano de sal.

Un día su hijo vino a buscarla y se la llevó para Santiago, donde experimentó otro tipo de vida, pero murió al poco tiempo, quizás po cambio brusco.

  

 

 

Debaciado

Desconocemos su nombre de pila. Pertenecía a la familia Estévez Inoa. Se caracterizó por su frase “ya no hay na, se acabó tó ya, eta curú to”. A veces deleitaba a las personas con su acordeón de boca, interpretando música de su inspiración. Siempre andaba ensacado aunque hiciera calor y con una azada al hombro

 

Rafael López (Fellito Boco)

Se caracterizó por pintar los postes y los troncos de los árboles con cal en los tiempos festivos. Pintaba las casas, pero el se pintaba más la cara que las paredes

 

Emilio Martínez (El mocho)

Se caracterizó por ser un ladrón exclusivo, robaba solamente puercos, lo que le costó la pérdida del brazo derecho, acto real por unos hijos de Jovino Salcedo, cuando Emilio pretendía acercarse a una pocilga a robarse unos puercos. Muchas veces cuando cayó preso se metía jabón en la boca para simular epilepsia y así libertado.

Jesús María Brito (Chiningo pío)

El más actual de los dos, hacia unos relatos fantásticos sobre como capturaba una enorme culebras o serpientes en las estribaciones montañosa de cerro la culebra, cuyo tamaño en nuestra mente infantiles semejaba el de gigantes dragones. Le llamaban psicólogo porque bregaba con “sica”, ya que su especialidad era limpiar letrinas y pozos sépticos. El decía que era especialista en mierdería, solo chiningo era capaz de procurarse un oficio tan y tan especial y sentirse orgulloso del mismo.

Es un buen alumno de Miguel el Tremendo en cuanto a “jablador se refiere. Utilizaba el nombre de Chiningo cuando lo buscaban para algo bueno y Pío XII como lo bautizó Nino Espinal si era para lo contrario.

Hombre de origen campesino como todos nosotros, con un machete media cinta bastante largo colgándole de una soga o tomisa que se amarraba de la cintura, con el cual había librado más batalla que Gregorio Luperón y Máximo Gómez juntos y que aniquilaba con sus golpes certeros al más firo de sus enemigos.

 

Elvido Madera

Natural de Mao. Vino a este pueblo como vendedor de salchichón,  pan y chocolate y se quedó aquí porque le gustó el pueblo. Era persona muy cómica y cada día hacía una de las suyas, era un vendedor de leche y según había que respetar su parte viril por su tamaño.

Tefo: 
Sus ojos azules querían salirse de su rostro cuando se expresaba, Tal era la sujeción y la fuerza de su palabras, que denotaba la debilidad se un analfabeto ilustrado.

Su guía no era el lenguaje bien manejado, sino del Chevelle, su adorado y dorado carro público, que ese si lo manejaba bien, siempre no estuviera " asesinada" en su vientre un par de " copas cristalinas"

Una generación de estudiantes que viajó con este "lingüista", fruto del Producto Bruto Interno, desde San José de las Matas a La UASD, se graduó y se retiró después de ejercer por décadas sus respectiva profesiones, y aún no ha podido descifrar a este malabarista de las palabra, en cuya lengua los desconocidos vocablos resbalan y caían al piso después de bailar en la cuerda floja en una función verborrea que atraía a todo tipo de público.

 

                                    

Antonio Espinal (Maimita)

 

Era un personaje fino. Comerciante peculiar, no le decía que no a nadie aunque no hiciera el favor que le pidieron. Usaba un lenguaje característico.

 Uno de los personajes pintoresco de nuestro pueblo, pues para que le digo que si, si es que no, muy peculiar con sus anécdotas,

  Una vez lo detuvo la policía cerca del peñón, por lo papeles y le dijo pues si usted quiere que yo vaya a la cárcel, debe empujarme el motor por que el no tiene pateo y prende si no lo empujan, el policía lo empujo y se fue por ahí mismo a su casa, como sabia donde vivía, el policía fue a buscar el motor y Maimita estaba en Santiago, no se encontraba en casa y se lo llevo al cuartel, cuando regreso fue al cuarte a poner una querella que le había robado su motor, el policía podio de adentro: __ El motor esta aquí Maimita dijo: ___ Ah pues pareció el ladrón tranque lo El tenia un negocio que le decían La Ceiba y tenia otro que se llamaba igual creo que era por la Entrada de Jánico y le dijeron Antonio pero usted no esta fácil y dice el" __si ahora me dicen Tarzán porque ando de selva en selva y en Las Matas tengo a Chita, como le apodan su esposa

 Habia un programa de radio se llamaba el Picotazo., dice asi: __Piiiicotazo,,,,este picotazo va para un señor que se llama Antonio Espinal que tiene una barra en la entrada de Jánico y no deja dormir los vecinos. Y luego el se encuentra con un amigo y le dice: __Antonio pero le dieron duro en ese programa y dice el: __Pues fijese que si usted supiera que esa gente me ayudaron, porque me pusieron una publicidad gratis, ahora mi negocio vive lleno hasta gente de Santiago vienen a disfrutar en mi negocio que no lo conocían

 Una vez doña Zaida prohibió un disco que se llamaba el Pajaro Pelú y el lo tenia en la bellonera y Los Policías fueron le dijeron: __Antonio mire ese disco esta prohibido tiene que sacarlo de ahí y el le dice: __ pues mire que yo no lo voy a sacar porque bombo el teniente de policía es uno de los mejores clientes que yo tengo y ese es el disco que a el más le gusta poner cuando viene a beber, Los policía dijeron: __Como el Teniente a no pues no hay problemas entonces y se fueron.

  Me cuenta su hijo Pedro Espinal que su compadre era Poirfirio Valerio y echaron una apuesta a ver cuál de los dos era más tacaño y se pusieron a beber en el Higua Bar , hicieron una cuenta grandísima y cuando los dos están borrachos dicen bueno vamos a pedir la cuenta, en eso en lo que llaman al mozo, que era Bienvenido alias el Mity, hace Poirfirio rían y se duerme encima de la mesa, pero de una vez hace Maimita rían y se duerme también, los dos para ninguno pagar en tanto el Mity le decía Antonio...Porfirio..Antonio....Porfirio, quien es que va a pagar la cuenta y ninguno de los dos despertó la cuenta duro meses en el Higua pendiente, cuando lo llamaban y le decían después de eso Antonio y la cuentesita y el decía eso es Poirfirio y así mismo hacia Porfirio

Francisco Espinal Roberto,cuando yo trabaja en el Banco Cibao,q estaba frente a Coop.de Cafe, un dia va Antonio para abrir un Certificado Financiero,le pregunto su.de nacimiento y me.contesta po.fijese q yo no sé, les digo como. q ud. no sabe,lo.q.pasa e q.estoy.confundio, lo k pasa q la fecha de nac.mia.se la pusieron a Chilo(hermano:,y la de Chilo me la pusieron a mí, ahora no.se q fecha le doy, entonces les dije po. deme la suya, estas eran las jococidades de Antonio,el cual era una persona q todo el mundo lo quería

Jaime Giovanni Espinal un día yo le dije a papa que me comprara unos zapatos y el me dijo: a po consigame una tirita con el tamaño de sus pies que mañana yo voy a llegar a Santiago, que de allá yo se lo traigo.......y cuando volvió de regreso del viaje a Santiago yo le pregunte que donde estaban mis zapatos...y él me dijo " apo ute no sabe lo que me paso?....se me perdió la tirita que ute me dio" ....

 Fiordaliza Espinal Jáquez 

Otra historia de mi papá en un diciembre le dijimos que para la cena de noche buena a él lo tocaba poner las frutas navideñas, más tarde el se fue para las matas en la noche cuando estamos en la cena le preguntamos y donde están las frutas y el respondió y vea que los negocios estaban todos cerrados y lo único que pude encontrar fue esto, y saco del bolsillo del pantalón un ramito de pasas con aproximadamente 5 pasas; y lo puso en la mesa.

 

Pedro el de victoria, 1949-2013, personaje muy particular, su verdadero nombres es Pedro Ramón Cerda,  siempre andaba con un palito más o menos de un pie de largo, nunca le faltaba los cigarrillos y deben en cuando se daba sus tragos. 

Pedro imitaba con la boca y su palito como tocaba Pachú Cerda, Pica Fior, Baibey, o cualquier otra persona, si usted le pregunta Pedro que hora es, se miraba el reloj y siempre decía la 5 y si lo moletaban o trataba de quitarle su palito dacia graputa coñooo , graputa coñoo.

Alex Bueno le decía que le dala 10 centavo si le decía como se llama, el respondió aejando, aejando, era muy difícil velo si gorra, simpatizaba por las águilas.

Una vez se extravió y el pueblo entero lo andaba buscando, más tarde se encontró en La Mansión, visitaba la casa de mi madre doña Lica y siempre le besaba la mano, sión mamá, para que le diera para los cigarrillos

 

Los hermanos son Juana, Quintana, Silvia, Chita, Flora, Rafuche, Sofía

Enrique Gómez (Enrique Coconera)

Incansable trabajador, vendía  billetes y quinielas de una forma muy particular decía: fumando cachimbo, fumando tabaco, que se acaben las mujeres y quede las quinielas también fue el jardinero de nuestro parque municipal, plantaba, regaba y recortaba sus flores, hasta ahora nadie lo has podido hacer como el, se levantaba de madrugada todos los días para barrer y mojar las flores, por esto no le gustaba que le dijeran “Enrrique tu ta dao” se enojaba con cualquiera que le vocease esto.

Celaba el parque, más que su propia familia, era muy querelloso con la policía, hasta tal punto que ya no le ponían caso  y entonces salía por el pueblo entero a querellarse diciendo que: hijo de fulano y perencejo hizo tal cosa…   repetía una y dos veces la misma cosas

Se paraba en todas las esquinas a contar en voz alta como si fuera un predicador lo ocurrido en el parque por los que hicieron hijos sutanejo o perensejo, pero se enojaba si alguien le respondía o contestaba no importa que, se enojaba si alguien gritaba o imitaba a un chivo, paso por un lugar donde criaban ovejas y al escuchar el sonido de ellos arremetió con piedra el lugar, pensabas que eran algunos muchachos que le voseaban, el día que el no encontraba con quien le dijera algo se sentía incomodo.

 

Víctor Cerda (Aúa)

Este apodo proviene de un anuncio de radio en la voz del Dr. Pailita en los tiempos de Trujillo, donde se pregonaba una tienda de repuestos para todo tipo de vehículos, que decía: “Aúa, Aúa, bote esa potinga vieja, búsquese las piezas nuevas”. Resulta que Víctor tenía una bicicleta 28 en muy malas condiciones y debe de saberse q en la Era de Trujillo las bicicletas y demás vehículos debían estar en perfectas condiciones, tener luces y buenos frenos, además las bicicletas debían de tener matrícula y placa. La bicicleta en cuestión carecía de todos estos requisitos, por eso había un policía que asediaba a Víctor a cada momento exigiéndole la reparación inmediata y proveerse de la documentación, pero la gente le decía al policía que lo dejara tranquilo, que esa bicicleta era una “Aúa”, de ahí el singular apodo.

Víctor Aúa se ha caracterizado por una habilidad e ingenio que sor prende a todos, es por ello que muchos lo catalogan como científico. Es un inventador a carta cabal, pero los inventos generalmente los hace para su beneficio personal.

En una ocasión tenía un kiosco en el parque donde vendía dulces, helados y otros artículos. La venta estaba floja por la gran cantidad de vendedores ambulantes que rodeaban el parque en unas fiestas patronales, por lo que inventó un helicóptero, el que colocó encima del kiosco. El sonido, las luces y las hélices eran muy semejantes a uno verdadero, lo que atrajo a una gran cantidad de curiosos, los cuales consumían los productos que allí vendían mientras admiraban el simpático invento.

En 1966 Aúa pertenecía a un Partido creado por José Goris en este pueblo, llamado “El Pinito”, y él era el encargado de la publicidad de dicho Partido. En su casa tenía una bocina encima de un árbol de anacahuita, por donde se anunciaba las actividades de esta organización política. Su objetivo era que por todas las partes se oyera los anuncios y la música, por lo que se le ocurrió inventar una emisora empleando un condensador de variable con una antena y un alambre para tierra. De in mediato comenzó a escucharse la “programación” de Aua por todo el pueblo y por todo el dial de los radios, lo que causó revuelo por las interferencias que esto causaba. La policía se enteró de donde provenía esa transmisión y fue obligado a desactivar ese artefacto, porque si no lo hacía lo iban a apresar.

Como se le frustró su intento de penetrar en todos los hogares comenzó a burlarse de los reformistas, a quienes culpó de su fracaso, poniéndoles una risa grabada cada vez que uno de ellos pasaba por su casa, cosa que los sacaba de casillas.

Actualmente Víctor Aúa sigue inventando cosas asombrosas y se dedica a múltiples actividades, como comercio, anuncios por bocinas, ebanistería, mecánica, carpintería, albañilería, electricidad, pintura, etc.

José Enrique Santelises (Babacho)

Inventador por excelencia, para muchos calificado como un genio. Como mecánico era conocido casi en toda la región d Cibao por su creatividad en hacer piezas y en reparar las que eran muy caras o que no aparecían. Muchas personas llegaron a venir a este pueblo a buscar al Babacho, como única esperanza para reparar su motor u otro aparato. Una vez se le ocurrió montarle un motor a un chasis de bicicleta 28, artefacto este que corría a una gran velocidad.

Muchas veces fue detenido por la policía por el porte ilegal de armas de fuego y encontrarse en estado de embriaguez. Es importante saber que estas armas eran hechas por él mismo, de diversas formas y calibre. Varias veces se le ofertó llevarle a trabajar a la armería de San Cristóbal para trabajar en la reparación de armas, cosa a que se negó rotundamente.

Actualmente se encierra de vez en cuando en su taller a hacer algunos trabajos seleccionados, pues el trabajo para él no es una rutina. En ese lugar hay una gama de aparatos y piezas que han sido confeccionados por él para así hacer sus labores con más facilidad.

Vive hablando de una famosa mina de oro donde supuestamente su aparato detector  la encontró, pero que es muy profunda para llegar a ella.

 

 

Nos encontramos también con familias enteras cuyos apellidos han sido cambiados mediante esa original tradición aparte de personajes individuales, estas familias Sanjosematenses que se han destacado por sus ocurrencias anécdotas, mote o apodo. Otros toman el calificativo de su padre o el padrote, que mucho llegan a utilizar algunos que podrían ofenderse entre estas se encuentran:

Pancho Batata, Vale Gú, Pupo el Caballo, Tamacún, Amantina Quema Burro, Clementina Pata de Yuca, Chichí el Camarón, Chachiro, Jabilla, La Viofa, Chapón, Mario Caco de Vaca, Cuquito, Chichico, Taringo, Gogó, Paisano, Manuelito la Prensa, Gerardo el Primo, Pedro el de Victoria, el pingüino, el buche de cancán, y Buchín.

 

 

 

 

 

 

 

 

            

 Cuárabe o Cucú

          Maguá

       

Rafael la Mechora                          Foty

 

                 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 El pinto

    El Poifio alía el greda

 

 

 

 

        

 

 

          El gogo                                 Sergio saca plancha 

        

         Israel (El zacateclas)                  

Cola (El Ampaya)

       Clarita (la poetiza)                    Arturo (Yunyunero)

 

 

 

 

 

 

 

             El mocho

El miñike

                    El Mudo                   El negro (el barrendero)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aníbal el cojo

Taringo (El Mecánico)

Fabio (La fiofa)                          El Bolito (el limpiabotas)

Síguenos en Facebook vea los personajes  más jóvenes entre aquí http://www.facebook.com/media/set/?set=a.10150514575381570.375935.555751569&type=3  http://www.facebook.com/media/set/?set=a.10150458719301570.368167.555751569&type=3

FAMILIAS PINTORESCAS

 

Nos encontramos también con familias enteras cuyos apellidos han sido cambiados mediante esa original tradición aparte de personajes individuales, estas familias Sanjosematenses que se han destacado por sus ocurrencias anécdotas, mote o apodo. Otros toman el calificativo de su padre o el padrote, que mucho llegan a utilizar algunos que podrían ofenderse entre estas se encuentran:

 

Andujar, Atajas, Auas, Caconeras, Casones, Cachimbos, Carpines, Cocolos, Colegas, Comandeses, Comiahecha, Cubiletes, Cubitas, Chapones, Chagitos, Chiveros, Chipas, Chuises, Chiquitines,Cirilos, Baibeis, Bucaros, Billicos, Guduces, Florones,  Jovinos, Lolitas, Maimitas, Mimitas, Millonarios, Memensamelos, Muertos, Pachúes, Paticas, Pampanillas, Pica flor o Piquitas, Peluses, Piteros, Piros, Primos,Purrungas, Titinas, Tanas, Tillos, Vitón, Victorianos  y Veteranos. 

ZOOLÓGICO MUNICIPAL

Compártenos con tus amigos.

En eso de rebautizar, pocos pueblos deben  superar el nuestro. En buscar nombres exóticos la imaginación de su parte no descansa, y así han hechos de él un zoológico humano, compuesto de especie tan variada como por ejemplo
MAMÍFEROS  AVES PECES
Rafuche el Mono Danilo el Cucú  Sergio y Persio el Peje
Chelín y Fello el Chivo Juancito la Rola La Anguila
Julián la Chiva Rafael la Cigua La Piraña
El Gato El Cuervo de Chichilo Bilo el Tiburón
Franklyn la Gata Miguel el Búcaro Ricardo el Pulpo
Kinco y Tomás el Toro Eddy  y Luis el Pato  El camarón
Mario La Vaca  Mary el Guaraguao INSECTOS
Eudaldo y ángel el Buey La Cuca El Mosquito
Miguel la Perra Margarita la Cotorra Piojín
Nelson el Mulo El Pichón El piojo Checo
La Mulita Juan Carlos el Pingüino Abejón Zarzuela
Domingo  y Rafelito El Burro La Calandria ANFIBIOS
Diógenes el Caballo Tomás el Gallo Nenengo La Foca
Jorge el Curí La Paloma La Rana de Pinocho
Domingo el Puerco Juan La Guinea Tomás La Jaiba
Felito el Tigre  Román y Julia La Cuyaya  
Eduardo el Lobo  Pajarito REPTILES
Luigi el Zorro El Bobo El Caimán
El Conejo El Picaflor El Lagarto
Negro y Julito el Hurón La Gallina Blanca La Lagartija
Miguel El Ratón La Cigüeña Andrés La Culebra
Francisco La pantera Fello El pavo ARÁCNIDOS
    Manuel la Cacata
     

 

CURIOSIDADES EN ESTE ZOOLÓGICO

El mono procreó un chivo, un pingüino y un pitufo.

Unas hijas del búcaro se casaron con un cuervo y un pato.

Un pingüino y un guaraguao son hermanos.

La foca, el tiburón y la mulita  son hermanos.

La culebra y el pichón son hermanos.

La cuca parió al mulo.

El mulo se caso con la mulita.

La cotorra juega voleibol.

El mono toca trompeta.

El hurón monta carro.

El loro es taxita y habla por celular.

Un hermano del loro tenia amores con la cotorra.

El cucú hacia comedia.

El ratón juega voleibol.

Miguel la perra era bombero.

La puerca que Juye vivió mucho tiempo en las Matas.

El Burro grande y fuerte era albañil.

La rola es ebanista.

El buey aspira a ser diputado.

El zorro trabaja en la cooperativa.

 

 

Arriba

Si tiene problemas o preguntas relacionadas con El Rincón del Arte Matero Contacte aquí.
Última actualización: 14 de agosto de 2016.