Principal
Arriba
Quienes Somos
Contactenos
Album imagenes
Artes Plasticas
Artes Torres
Apellidos
Ayuntamiento
Bellas Artes
Biografías
Bomberos de Sajomas
casa de arte
Chicas Materas
comunicacion
Deporte
Descargas
Economia
Educacion
Enlaces de Interes
Emisoras
Escultura
Forastero ya Matero
flora y fauna
Gastronomia
Hogar de Anciano
Juegos Tradicionales
Medio Ambiente
negocios en sajoma
Noticias el Chorro
Obituario
Pastoral
Producción Agrícola
Publicidad
Religión
Robert Studio
SAJOMA
Sabías Que...
Scouts
Salud Matera
Teatro
Temas Bíblicos
Terapio
Turismo
Urbanismo

Visitantes Online

Eres el Visitante #:
contador de visitas

Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página, Esta usted visitando el  primer  web site  y el más completo de San José de las Matas, Bienvenido a nuestra Página

Lo que paso camino desde Mata Grande a la Ciénega Manabao

Compártenos con tus amigos.

Por: Roberto Torres

 

                                  Antes de salir firmamos en esta caseta                        El grupo de excursionista                                Roberto Torres

Antecedente del viaje

 

Quisiera contar antes de describir este emocionante viaje, que ingrese al movimiento de los Boys Scouts en el 1976 para poder ir a la cima más  alta de las Antillas y de la  Cordillera Central “El Pico Duarte” y nunca pude ir, luego cuando reorganicé el movimiento en el 1998  hasta  el 2005 tampoco, Salí no pudiendo lograr mis objetivos ya que siempre que se trataba de organizar un viaje este nunca llegaba su conclusión, entonces en el 2006 Feliciano Sierra nuevamente volvió a invitarme y me dijo esta vez si se va a dar el viaje a lo que yo lo creí y le dije avísame dos día ante del viaje cuando en verdad todo este listo  y así fue, por fin el tan esperado viaje se dio, la noche anterior me dio un dolor de rodilla que no soportaba y le dije Satanás tu no me vas a impedir que yo salga mañana, me encomendé a Dios  y pedí en oración que me llevara y me trajera sano y salvo y así fue.   

 

El 1 de marzo 2006 salimos a la 5 de la mañana desde San José de las Matas después de una solemne oración encima de un camión cama y nos acompaño una tremenda llovizna en el transcurso hacia Mata Grande. Luego de una fría mañana en los altos de Antón Sape Malo en la primera caseta del parque J. Armando Bermúdez emprendimos el largo y emocionante viaje hacia el Pico Duarte, parte del grupo Scouts “Ramón Máx. Espinal # 97” con tres guías uno llamado El Negro, otro Teodoro,  Jhonny y  también fuimos acompañados con Manuel el Hijo de el Negro a eso de la 7:45 A.M. después de firmar el libro comenzamos el ascenso.

 

Adelante íbamos  en pequeños grupitos Tomas Jáquez, Manolín Tavares,  Enmanuel Rodríguez y quien suscribe. Más atrás nos seguían Pedro y Expedita Muñoz, Jonatan Rodríguez, William Loveras, Feliciano Sierra y su hijo Moisés,  Alberto Peralta, Edwin Liz, Dennise Tejada, Carlos Jáquez y Ariel. Todos casi con el mismo propósito de conocer la elevación más alta de Las Antillas.

 

Personalmente me propuse una meta de no montarme en mulo; sino hacer el recorrido entero a pie, para mucho esto era imposible por mi condición física, fui bombardeado de varias historias de otros excursionistas que me llenaron la mente, pero hice caso omiso y a subir y a bajar no importando lo que viniera, agua, truenos, lluvia, piedra, lodo etc. Con la ayuda de Dios sabia que lo lograría

 

                                            La toma de Antón Sape Malo              El guía Teodoro encargado del último             Feliciano Sierra y su hijo Moisés

Subimos a la segunda caseta de la Loma del Oro, donde nos indicaba que estábamos a 1,230 msnm. Y que nos dirigíamos a las Guáscaras a unos 14 km. Que llegaríamos allí en 6 horas, pero  parece que estas horas  y kilómetros la calculan en dólares, pues pasamos la entrada de Rancho  en Medio, el Arroyo las Lagunas, subimos la Loma la Sabrosa y todavía  estamos a 4 Kilómetros de la tercera caseta del parque, bajamos al Rancho los Vaqueros, una picadera en  el Arroyo Malo y subimos  al Rodeo a 1, 470 msnm.  Una tremenda vegetación, pero el suspenso era el Filo de La Navaja que tanto me mencionaban, la verdad es peligroso pero la panorámica que se observa desde este lugar es sublime, impresionante, aunque no se puede detener  por mucho tiempo pude captar tres tomas sin percatarme del peligro que estaba al borde de mi pies, luego de descender a la 3:00 P. M. fui el segundo en llegar  a  caseta de La Guáscaras. Después de bañarnos degustamos un suculento plato arroz con pollo, algo curioso paso después muchos quería vomitar porque se enteraron que ese día  no se comía carne, luego amenizamos una alegre fogata con un delicioso jengibre y a dormir en la fría casita donde penetraba un tremendo frió por las divisiones de las tablas del piso y los ronquidos que hacían muchos ecos.

              Una panorámica del  río Bao visto desde el famoso filo de la Navaja                                                   El guía Negro con los mulos

Decidí no desayunarme, ni comer durante la caminata, al día siguiente salir con Jonathan Rodríguez a las 7: 45 A.M. subimos y bajamos por el Paso del Río Bao, luego subimos al Pico del  Baito a 1,600 msnm.   Y descendimos al paso del Río Baito, aquí descansaron los demás y yo continué el viaje sin parar solo consumía chocolate y jugo Getore la vía se tornó diferente al seguir ya que era entre árboles, humedad, lodo, pinares y casi subiendo al valle pues como siempre me alcanzaban los compañeros Tomas, Manolín  y Enmanuel, ya que mis pasos siempre eran corto. Al subir al Valle de Bao nos encontramos con los pajones característicos de ese lugar, antes de llegar  a la caseta  nos encontramos con el letrero de la famosa Pelona, a las 3:00 P.M.

Ya estábamos a 1, 800 msnm en una acogedora casita de tres habitaciones desde allí se contemplaba tres bellezas naturales, el nacimiento del Río Bao, el hermoso Valle y La Pelona. Un compañero cuando llegó gritó de la emoción “!Lo logré!” se tiro al suelo y alguien dijo mira un mulo revolcándose  y era que se sentía mal, tuvieron que ponerle alcohol pero no paso nada malo, al momento se recupero, después del baño comimos arroz con carne de cerdo guisada y jugo de naranja natural. Esa noche después de la acalorada fogata, adivinanza, cuentos y los pleitos políticos de Tomás y el Amarillo se hizo gelatina que al día siguiente estaba como de nevera.

 

             Roberto en la caseta de Las Guáscaras  y cruzando el  Puente del Río  Bao

 

Una panorámica del Valle Bao a la 7:30 A. M. al fondo La Pelona

Rumbo a La Pelona salí nuevamente con Jonatan (el Amarillo) a la 7:20 A. M. como me dijo el guía a uno 300 metros  atravesé el Valle y  me percate desde un principio sobre las señales que nos acompañan todo el camino una de ella rezaba así; Ahorre Energía, El guía es responsable del grupo, Guarde la basura en su bolsillo, El guía baja el basura,  entre otros; me gusto que durante el trayecto te informa o te ubica donde te encuentras, fuimos alcanzado por Tomas, Manolín y Enmanuel antes de llegar a La Hamaca a unos 2, 540 msnm., en este lugar fue donde se extravió el ex-profesor de la Universidad Católica Madre de Santiago, el ingeniero Eddy Morillo el 27 de octubre del año 2008, según el guía nos dijo: que esto fue muy extraño, por que ahí nadie se pierde, además el  traía consigo un bulto o maletín que no dejaba que nadie le pusiera la mano, desde aquí empezamos  ver un desolador ambiente de pinos carbonizados y muchos exterminados por el voraz incendio me dio mucha pena ver estas escenas que luego nos acompañó todo el camino.

Quiero expresar una Palabra nueva que desde que empezamos a subir era dicha a cada momento y era “el penachito”, o “pinallito”, o “repechito” para indicar un pequeño descanso entre las sisas que teníamos a cada instante, algo extraño pudimos ver a la izquierda de La Pelona ya casi en la cima, parecía enorme tablas de chocolates pero eran piedra rojiza o conglomerado de origen sísmico en aquel lugar llamado “El Conuco del Diablo” sentí un fuerte dolor de cabeza no se si era por la altura o por la baja temperatura que ya sentía allí, lo que si es que mis pasos era más corto porque el camino era muy pedregoso, veía como la niebla pasaba por mi cintura, escucha el sonido como de cuervos, luego creía que eran judío y más tarde me enteré que eran carraos. Ya en la cima de la pelona a 3,085  msnm.

 Los muchachos subieron en una torre a ver un gran nido de carrao, yo solo quería llegar o salir de aquel lugar que parecía el monte calvario, desde aquí nos siguieron los carraos, descendimos al pequeño y frío Valle de Lilís, el más alto del País a 2,950 msnm,  nadie quería esperar allí por la baja temperatura a la 1:00 P.M.  Alcanzamos a ver una enorme caseta, hecha de madera de pino traído desde  Puerto Rico,  techada con aluzinc. Y al Norte también una enorme cocina. En este paisaje pudimos contemplar como en un momento a otro  se borraba de nuestra vista el Valle, desaparecía por la cantidad de nubosidad  o neblina que tapaba dicho Valle.  Y cuando no estaba nebuloso pues podíamos divisar el dorso de Duarte, la cruz y la bandera nacional  en el pico. Aquí descansamos, picamos algo y esperamos a los demás compañeros que faltaban por subir y bajar de La Pelona, Luego Todos Juntos nos tomamos una fotografía y cruzamos el Valle de Lilís a un Kilómetro hacia el Este.

   

Llegamos a la estación meteorológica después de haber cruzado el Valle, allí nos caían gotas de agua, que se entre molaban con el cantar los carraos, otro letrero nos indicaba hacia la caseta de Compartición y hacia el Pico Duarte, que en solo 20 minutos se subía a un Kilómetro de distancia, el cansancio físico me vencía; pero mi mente y mi condición espiritual me decía “eh P`lante que vamos” Antes de ascender me quite uno pantalón de dos que llevaba y el abrigo también solo me quede con el viejo y verde uniforme scout, porque habíamos decidido hacer una fotografía con bandera y el uniforme completo todo el grupo cuando estuviéramos allá en la cima o en el techo de las antillas. 

 

Algunos subieron primero no aguantaron la emoción, otros llegamos más tarde pero cuando todo estábamos allí fue un regocijo, nos comunicamos por celulares, pintamos una pañoleta en la roca, le colocamos una a Duarte con todos los nombres de los que fuimos, cada cual se tomo una foto abrazando a Duarte, mucho gritaron con júbilo y alegría dando gracias a Dios por haber permitido llegar a lo más alto de Las Antillas a 3,087 msnm.

 

Tuve problema con mi cámara fotográfica ya que la batería se agotó y no puede hace buenas tomas debido a la condición atmosférica, pero se logró la foto del recuerdo del grupo Scouts “Ramón Máx. Espinal” #97 de Sajoma, Los carraos nos acompañaban y bajando no esperaba el guía Teodoro con una gran picadera de queso, pan y jugo, cuando a este yo le pregunte que cuanto nos faltaba, El me contestó “Bueno amigo pa` lo que ute a caminao no le falta na”, pensé montarme en un mulo ya que había caminado más de 5 horas sin comida y en ayuno, pero no me deje vencer este es el tercer día, mientras más rápido bajo a la caseta de Compartición más descansaría, así que con Feliciano Sierra y Enmanuel bajamos donde queríamos  en 3 km  a (700 m)..

 

Ya en Compartición a 2,500 msnm el Guía Negro nos esperaba con otros excursionistas uno Capitaleños y otros de Alemania, esta caseta era diferente a la demás ya que constaba con servicio telefónico aunque no estaba fusionando, desde allí en la sima de una montaña pude apreciar parte de una avioneta que se vino a estrellar, donde supuestamente murieron varias personas, aquí comimos un suculento chambre de longaniza y más tarde me trajeron los bollos del desayuno que no pude comer, en la noche compartimos la caseta con los extranjeros, los cuales participaron en la fogata.

 

Al amanecer el cuarto día le pregunte al Negro se si había que subir de nuevo, el contestó solo un penachillo que le llaman La Vela después todo es bajando, ¡ah! pero me espera en Agüita Fría vertiente Sur del Pico del Yaque donde nace el  Río Yaque del Norte.  Esta vez salí junto a  Manolín  y no tomo toda una mañana subir el penachito La Vela, en Agüita fría (2,650 msnm),  todavía seguían con nosotros los carraos, mi destino era llegar al Valle del Tetero (1,600 msnm). Cuando vi pasar los mulos de cargas le seguí y picoteando el tetero fui bajando a paso lento, esta pendiente 2 km en aproximadamente tres horas 2,200 msnm que los muchachos bautizaron como” la abaja del Diablo”  ya me esta acostumbrando no respetaba ni subida ni bajada por difícil que fuera. Lo que me seguía preocupado era todo esa tarea de pino carbonizada, que ni los pajaritos se sentían, que deprimente, pero algún día Dios le cobrara al culpable de esto. El Valle tiene una extensión de más de 3 km². En su parte central predomina la sabana, en los alrededores hay pinares densos

Llegue  al camino que conduce al Valle del Tetero. Desde allí faltan dos km. y medio de subida hacia la izquierda,  para llegar al punto más alto del camino, Agüita Fría (2650 msnm). Pero el guía me dijo que tenia que dobla hacia la derecha a medio km después llegaría a La Laguna (1,980 msnm) el camino, en zigzag, se pone realmente malo al punto de atentar contra la conservación del suelo y el camino se va poniendo en peores condiciones. Tanto las lagunas como Pico La Cotorra (1,720 msnm) son buenos lugares para descansar, a medida que va aumentando la pendiente la vegetación va cambiando a pinar, Llegando a Los Tablones fui alcanzado por Tomas, Manolín Y “el amarillo” se ve inmerso en el bosque húmedo latifoliado que crece en los alrededores de Los Tablones (1,270 msnm), abundan las Manaclas. Los Guanos y Tablones forman el río Yaque del Norte y donde se encuentra la oficina del parque, aquí descasaba luego los compañeros y yo continué el camino, ya que solo me faltaba 2 kilómetros para llegar a Boca de los Ríos donde la confluencia de los ríos en  la localidad de La Ciénaga (1,100 msnm), donde nos esperaría el transporte Moreno de bulín mi primo, que nos llevaría de regreso a San José de las Matas. Fui el primero en llegar a pie

 

 

 

 
 
 

 

Arriba

Si tiene problemas o preguntas relacionadas con El Rincón del Arte Matero Contacte aquí.
Última actualización: 29 de noviembre de 2015.